Cómo la RENUNCIA SILENCIOSA te AYUDARÁ en tu trabajo

13 oct., 2022   |   de Kysbel Hidalgo   |   Dinero, Emprendimiento, Tendencia

La renuncia silenciosa es un nuevo fenómeno que está cambiando la forma de trabajar, significa más tiempo para nuestros seres queridos, descansar y eliminar el estrés laboral. Aunque su nombre insinúa renunciar, está lejos de tener ese significado.

El quiet quitting se trata de un retiro discreto de la cultura de la sobrexplotación, el estrés autoimpuesto y el ajetreo.

Sin embargo, la renuncia silenciosa al trabajo tiene una connotación negativa y puede no ser adecuada para todos.

A continuación, les indicaremos qué es la renuncia silenciosa y cómo está inquietando a jefes de todo el mundo.

¡Comencemos!

–¿Has ido hablando del quiet quitting por la oficina?

–Sí, ¿sabes en qué consiste? Básicamente en ir al trabajo, cumplir con tus tareas e irte a casa. Deberías probarlo alguna vez.

–Está creando un ambiente poco sano entre los empleados.

–¿Y no crees que decirles a tus empleados que vayan más allá de sus funciones por un salario que apenas les permite vivir es muy poco sano?

¿Qué es el Quiet Quitting?

La “renuncia silenciosa”, más conocida como quiet quitting, es una práctica en la que los trabajadores se limitan a realizar exclusivamente el trabajo por el que han sido contratados, rechazando las tareas extras y negándose a hacer las funciones por las que no reciben un pago.

En este sentido, la renuncia silenciosa al trabajo supone no hacer horas extras, turnos adicionales o nuevas tareas extralaborales.

La renuncia silenciosa al mundo laboral es un fenómeno que rápidamente se popularizó, debido a la iniciativa de los trabajadores por establecer límites saludables que brinden un mayor equilibrio a su salud física y mental. Por este motivo, los defensores de esta práctica concuerdan en que el principio básico del quiet quitting es: no trabajar en exceso.

No obstante, la renuncia silenciosa no implica abandonar el cargo o desmejorar la calidad del trabajo, sino tener una actitud diferente y declinar la idea de “ir más allá”, ya que los empleados buscan poner límites a los patrones que no valoran el capital humano.

¿Dónde se originó?

Durante la pandemia por COVID-19, muchos trabajadores estadounidenses comenzaron a realizar sus actividades laborales desde casa y se acostumbraron a los beneficios de trabajar a distancia.

Regresar a la antigua “normalidad” hizo que muchas personas reflexionaran, tomando en consideración los eventos ocurridos en los últimos meses y la posibilidad de continuar trabajando de forma remota. Sin embargo, fueron pocos los empresarios que permitieron a los empleados continuar trabajando bajo la modalidad del home-office, por lo que en julio del 2020 se comenzaron a ver trabajadores insatisfechos que buscaban empleos que se ajustaran más a sus nuevas prioridades.

Estos eventos originaron el movimiento que sería denominado como: The Great Resignation, comúnmente traducido como “La Gran Renuncia” o “Gran Resignación”; el cual llevaría a que un promedio de cuatro millones de trabajadores renunciase cada mes durante el 2021.

La Great Resignation también abrió los ojos a otros sectores laborales que hasta ahora no estaban conformes. El término quiet quitting se comenzó a utilizar en los Estados Unidos para denominar al nuevo fenómeno que se estaba presentando entre los trabajadores, que durante el año 2021 comenzaron a reflexionar acerca de la sobreexplotación laboral y la normalización de la cultura del autosacrificio. Aunque la renuncia silenciosa es una bifurcación surgida de la Great Resignation, tiene un objetivo diferente, ya que no busca la dimisión del puesto laboral, sino establecer límites saludables respecto de las tareas inherentes al puesto.

Aunque el quiet quitting se originó en Estados Unidos, el término se viralizó y transcendió a otras fronteras. De acuerdo a diversos análisis efectuados por profesionales independientes, la renuncia silenciosa se extendió y cambió la forma de trabajar en la actualidad, en especial entre la generación millennial.Adicionalmente, se sabe que el movimiento chino denominado Tang Ping es una variación del quiet quitting, cuyo objetivo es reducir el estrés laboral y rechazar las presiones sociales que giran en torno a la cultura de la auto-explotación.

La Gran Resignación VS el Quiet Quitting

The Great Resignation es fenómeno laboral estadounidense cuya acción principal consiste en renunciar a un trabajo que genera insatisfacción, con la finalidad de buscar un nuevo empleo que ofrezca características que se ajusten a las prioridades de cada individuo. En su mayoría, compartían las siguientes similitudes: horario fijo con cargas laborales excesivas, poca remuneración para las actividades realizadas, sobrexplotación laboral y poca valoración del talento humano.

Durante la segunda mitad del 2020, cuando el gobierno estadounidense comenzó a flexibilizar las restricciones del trabajo presencial, muchas personas comenzaron a renunciar masivamente, lo cual atrajo la atención de los medios de comunicación y de trabajadores en todo el mundo.

El espíritu de la Gran Renuncia no se enfoca en buscar mejoras laborales o una mayor remuneración, ya que no importa perder la posición ganada con los años de trabajo o reducir el salario. El objetivo es encontrar un nuevo empleo que permita disfrutar de un mayor equilibrio entre la vida personal y laboral.

Por otro lado, aunque la renuncia silenciosa incluye el término “renuncia” en su enunciado, ya que el objetivo es limitarse a realizar las actividades para las que han sido contratados y reivindicar un mayor salario. Aunque el quiet quitting es un derivado de la Great Resignation, no tiene como requisito el abandono del cargo, sólo busca establecer límites en beneficio de la salud física y mental de los trabajadores.

¿Deberías aplicar la renuncia silenciosa? Ventajas y desventajas

Aunque la renuncia silenciosa es un movimiento laboral que tiene como objetivo buscar el bienestar del trabajador, es una práctica que podría ser contraproducente en algunos casos. Para determinar si es conveniente aplicarla en sus trabajos, lo mejor será analizae las ventajas y desventajas del quiet quitting:

Ventajas

La renuncia silenciosa tiene como principal objetivo establecer límites saludables entre la vida laboral y personal, con motivo de disfrutar de una mejor salud física y mental. Esta práctica puede traer beneficios como:

1. Equilibrio entre la vida y el trabajo

De acuerdo a un informe emitido en enero por la asociación Estadounidense de Psicología, el periodo de excepción hizo que muchas personas sufrieran los máximos niveles históricos de agotamiento y estrés laboral hasta la fecha; lo que influía directamente en el rendimiento de la productividad y en la salud de los trabajadores.

Por su parte, el Dr. Benjamin Granger, psicólogo en jefe del área laboral de la firma de encuestas Qualtrics, señaló que la renuncia silenciosa puede ser la manera que tienen los trabajadores de proteger su salud física y mental en un ambiente laboral tóxico. Sin embargo, no dimiten por motivos personales y prefieren permanecer en un trabajo donde sólo desarrollan actividades limitadas, renunciando a la satisfacción que les puede generar un mejor empleo.

Aun así, el quiet quitting brinda un mejor equilibrio entre la vida y el trabajo, además de un mayor periodo de paz mental en el que no deben realizar actividades que no son inherentes a sus cargos, liberándolos de la imposición cultural de trabajar horas extras no obligatorias y permitiéndoles disfrutar de más tiempo para su recreación personal.

2. Proyectos de pasión

Uno de los mayores pesares que están viviendo las generaciones nacidas luego de los años 80, es trabajar en profesiones que no terminan por motivarlos, lo que genera que el trabajo extra los agobie.

El quiet quitting es una alternativa de alivio a esa sensación y evitar un potencial burn out; ya que le permite a los trabajadores sentir que realizan sólo las tareas por las que han sido contratados, sin cargas extras no remuneradas.

Esta sensación de bienestar es capaz de traer enormes ventajas a los empleados; porque realizarán sus tareas con mayor compromiso. Por otro lado, el quiet quitting también puede proveerles beneficios a los empresarios, debido a que los trabajadores tendrán mayor disposición a la hora de trabajar y el ambiente laboral será exponencialmente más saludable.

A su vez, el tiempo extra que indirectamente genera la renuncia silenciosa puede ser de mucha utilidad para los que desean emprender proyectos propios, descansar con más frecuencia o incluso disfrutar con sus seres queridos. Sin importar cómo se utilice, aportará una mejor calidad de vida a las personas que lo practiquen.

3. Burn out

El burn out es un síndrome de estrés laboral crónico, conocido también como el “síndrome del trabajador quemado”, es la respuesta que genera la mente humana cuando percibe la diferencia existente entre su realidad laboral y los ideales propios.

El burn out se manifiesta a través de un estado de agotamiento mental y físico constante, irritabilidad, desmotivaciones y el pensamiento constante de querer dimitir de sus obligaciones profesionales.

Como los síntomas del burn out se prolongan con el pasar del tiempo, el quiet quitting podría conferir una pequeña muestra de alivio y disminuir el estrés laboral.

Desventajas

Aunque el quiet quitting es muy beneficioso para la salud física y mental, también puede traer una serie de consecuencias a los trabajadores que decidan implementar esta práctica en sus trabajos. A continuación, les indicaremos cuáles son las desventajas de llevar la renuncia silenciosa al trabajo:

1. No es para todos

No todos los trabajadores se sienten cómodos poniendo en práctica el quiet quitting. Son muchas las razones por las que una persona puede sentir la necesidad de rechazar este tipo de movimientos, de acuerdo a Jha'nee Carter, especialista del departamento de Recursos Humanos, muchos trabajadores de las minorías no pueden darse el lujo de perder sus empleos, debido a que las desigualdades estructurales están arraigadas en las industrias.

En el movimiento The Great Resignation, a los trabajadores no les importa perder la posición que han logrado con años trabajo, ya que buscan reducir el excesivo estrés que sufren.

Sin embargo, el porcentaje de minorías que ostentan altos cargos en la industria es considerablemente bajo, por lo que practicar el quiet quitting supondría correr un riesgo elevado, ya que no desean ser catalogados como personas que se han rendido o que no cumplen con las expectativas.

Por estos motivos, la renuncia silenciosa no es una práctica con la que todos los trabajadores se puedan llegar a sentir cómodos, en especial quienes tienen razones especiales para no arriesgar sus empleos.

2. Riesgo de recesión

El quiet quitting se viralizó durante una época de profunda incertidumbre laboral, debido a los despidos masivos ocurridos en los primeros meses de la pandemia por COVID-19 durante el año 2020.

Sin embargo, luego comenzaron a presentarse dimisiones generadas por la Great Resignation a mediados del 2021, los empresarios se vieron en la necesidad de buscar nuevos trabajadores para cubrir los puestos vacíos. Esta situación hizo que, por primera vez en años, tuvieran una ventaja sobre sus jefes.

Sin embargo, la realidad es que una nueva gran recesión económica se avecina. Hemos sido testigos de los despidos masivos en empresas de alto perfil como Apple Inc., Tesla Motors, Walmart Inc., Peloton Interactive Inc., entre otras.

Aunado a esto, la economía mundial aún no se recupera de los vestigios de la pandemia, la creciente guerra entre Rusia y Ucrania que ha tenido ciertos grados de repercusiones en el mundo, la amenaza constante entre algunos de los países asiáticos y la crisis climática, pronostican que en un futuro cercano la economía podría sufrir una recesión sin precedentes.

Por estos motivos, ante una eventual recesión laboral en la que se podrían producir despidos masivos, lo más recomendable sería proteger el empleo y alejarse de prácticas como la renuncia silenciosa.

Las razones tras la “Renuncia Silenciosa”

Como todos los fenómenos sociales, las razones que originaron el quiet quitting tienen su base en las circunstancias que rodean a los trabajadores. Los eventos ocurridos durante y posterior la pandemia se generaron debido a las siguientes circunstancias:

  1. Las personas sentían la necesidad de realizar actividades que habían soñado durante toda su vida, sentimiento que se intensificó durante el confinamiento.
  2. Las tragedias ocurridas durante el periodo de excepción ocasionaron que muchas personas adoptaran nuevas perspectivas sobre el tiempo de calidad, el trabajo y los sueños.
  3. La economía en Estados Unidos se comenzó a recuperar con una marcha forzada, pero sin incrementar su tasa de desempleo.
  4. Las crecientes tensiones mundiales generadas por la guerra entre Rusia y Ucrania, la amenaza de China hacia Taiwán, así como Corea del Norte hacia Japón.

De acuerdo a un informe generado por el Bureau of Labor Statistics, agencia estadounidense encargada de monitorear la salud económica el país, las dimisiones post-pandemia han tenido el mayor incremento del siglo XXI, aunque no alcanzan el máximo histórico.

Aun así, instituciones como el MIT aseguran que nos encontramos ante una “cultura tóxica en la gestión empresarial", la cual ha causado durante años una gran insatisfacción entre los trabajadores, quienes encontraron durante la pandemia la chispa para detonar una ola de dimisiones.

Por otro lado, la renuncia silenciosa al trabajo también es un fenómeno generacional, ya que se presenta más en empleados millennials y centennials. Las nuevas generaciones han crecido en con una economía global desestabilizada, teniendo todo a su disposición y bajo el ideal de que existe una vida más allá del trabajo, por lo que se busca por equilibrar los aspectos más importantes de la vida.

Con los años, las empresas se han creado una imagen negativa sobre la cultura del sobreesfuerzo, con lo cual tienen el desafío de convertirse en lugares donde los empleados se sientan cómodos para dar su mayor esfuerzo por voluntad propia.

En el año 2021 LinkedIn hizo una encuesta mundial en la que el 74% de las mujeres y el 62% de los hombres manifestaron sufrir de estrés crónico por circunstancias relacionadas a sus trabajos.

Sin embargo, muchos empresarios denigran el concepto del quiet quitting y afirman que la situación actual es culpa de los trabajadores, quienes “buscan más de lo que deben”. No obstante, la escritora y entrenadora de liderazgo de mujeres, Kathy Caprino, asegura que este movimiento es una medida para dejar de hacer un trabajo para el que han sido contratados y que no reciben compensación.

Además, la doctora Nilu Ahmed asegura que el término “renuncia silenciosa” sugiere una connotación negativa, cuando en realidad es una práctica que puede traer enormes beneficios para los trabajadores y empleadores.

Adicionalmente, una encuesta efectuada por la firma Ernst & Young, arrojó que el 47% de los empleados están dispuestos a cambiar de trabajo por uno que ofrezca mejores condiciones salariales, alternativas profesionales, más flexibilidad, reconocimiento profesional, y conciliación entre la vida personal y laboral.

La renuncia silenciosa y las redes sociales

De acuerdo a una investigación efectuada por la periodista de The New York Times, Alyson Krueger, el concepto de quiet quitting tiene su origen en la denominada como “renuncia silenciosa TikTok”, donde se viralizó gracias a un ingeniero estadounidense de 24 años llamado Zaiad Khan.

En el video, Khan explica cómo la renuncia silenciosa es una práctica en la que no dimites del trabajo, sino que renuncias a la idea de ir más allá, cumpliendo con todas las obligaciones, pero sin formar parte de la cultura de la sobrexplotación en la que el trabajo es lo único importante en la vida.

Con el pasar de los días, miles de usuarios de las redes sociales comenzaron a expresar que pondrían en práctica el quiet quitting, debido a que querían establecer límites saludables para mejorar su salud mental.

Uno de los usuarios inspirados por Khan, fue el estadounidense Hunter Kaimi, quien en un video visto por más de tres millones de usuarios, afirma no estar dispuesto a sacrificar su salud mental y tiempo personal, por un empleo que lo denigra como ser humano pagándole el mínimo salario posible.

Kaimi asegura que las nuevas generaciones cualificadas desean tener la oportunidad de trabajar para adquirir vehículos o inmuebles, pero, en su lugar, piensan en sí podrán pagar el alquiler del mes, por lo que no tiene sentido la cultura de la sobreexplotación no remunerada.

A raíz del video, redes sociales como Twitter o LinkedIn, Instagram no han parado de contener conversaciones entre usuarios que comentan sobre este nuevo fenómeno laboral. Asimismo, medios de comunicación como The New York Times, The Wall Street Journal, The Guardian o The Cut han redactado artículos y efectuado investigaciones relacionadas a este concepto que llegó para quedarse.

Países se suman a la renuncia silenciosa

Chile

Un estudio realizado por la Escuela de Psicología de la Universidad Adolfo Ibáñez, determinó la percepción del estrés había incrementado en un 43% de los trabajadores.

Además, la Clínica Andes Salud Chillán comunicó que la renuncia silenciosa es una respuesta a la demanda de los trabajadores por establecer límites saludables. El analista de la sección de personas, Alejandro Carrasco Henríquez, afirma que la falta de flexibilidad sólo afecta el desempeño de las funciones de los trabajadores y su adaptabilidad laboral.

China

El Tang Ping es un movimiento chino con un concepto base similar al quiet quitting; ya que ambos buscan disminuir el estrés laboral en beneficio de la salud física y mental.

Son millones los trabajadores pertenecientes a las nuevas generaciones que han decidido incorporar esta práctica en su día a día, con el deseo de desvincularse de la cultura de la auto-explotación y sobreesfuerzo que está sumamente arraigada en la cultura asiática.

Los millennials chinos afirman que no desean morir trabajando, debido a que sus jornadas laborales suelen tener 12 horas por día, 6 días a la semana.

Reino Unido

Medios de comunicación como The Guardian, han expresado que la renuncia silenciosa es una “extravagancia estadounidense, que tiene como objetivo hacer lo mínimo en el trabajo”.

Sin embargo, el pasado 30 de septiembre más de 70 empresas del Reino Unido implementaron una nueva jornada laboral de prueba de cuatro días a la semana. La jornada reducida tiene como objetivo ofrecer a los trabajadores la oportunidad de tener más tiempo para disfrutar y descansar, sin que suponga un detrimento para sus salarios o para las empresas.

Los informes obtenidos tras finalizar la prueba piloto, en la que participaron 3.300 trabajadores, arrojaron que la energía de los mismos tuvo un incremento, ya que realizaban todas sus actividades con la mejor disposición y en un menor tiempo.

¿Revolución laboral, pereza o coyuntura económica?

Empresarios y responsables de recursos humanos han etiquetado al quiet quitting de “pereza laboral”, ya que aseguran que los empleados no quieren trabajar, pero si cobrar. La periodista Arianna Huffington afirma que la renuncia silenciosa es una manera de renunciar a la vida y que no es la solución al burn out, debido al cansancio de los trabajadores por los constantes esfuerzos unidireccionales.

Sin embargo, los trabajadores chinos afectados han expresado que el Tang Ping es el rechazo a la competencia feroz del sistema laboral de su país, ya que las empresas imponen condiciones extremas sin importarle las personas.

En su mayoría, los jóvenes chinos deben trabajar doce horas al día, seis días a la semana, por ingresos medios que no les permite progresar. Un sentimiento similar tiene los trabajadores que practican el quiet quitting a nivel mundial; ya que la mayoría coindice en que, en la actualidad, es casi imposible pensar adquirir muebles o inmuebles con las remuneraciones que perciben.

Asimismo, trabajadores de todas partes del mundo aseguran que no se trata de pereza, realizar mal las tareas asignadas o desgano para trabajar, sino de establecer límites que no generan ninguna remuneración y al derecho de disfrutar del tiempo recreacional.

El psicólogo organizacional Adam Grant, famoso por trabajar para corporaciones como Google, la NFL o The Wharton School, asegura que la renuncia silenciosa no es pereza, sino un indicador de que las políticas empresarias deben cambiar, debido a que responden a las conductas abusivas de los jefes, sobrecarga laboral y salarios bajos. Adicionalmente, Grant expresó que las personas trabajarían más a gusto y harían un esfuerzo adicional, si recibieran las condiciones laborales adecuadas.

Por su parte, la socióloga Alejandra Nuño expresó que el crecimiento es parte importante para el bienestar laboral de cualquier persona, por lo que es necesario adecuar los espacios, lugares y estructuras para que el capital humano se convierta en el centro de los negocios.

Aunque muchos empresarios piensen que la renuncia silenciosa se trata de un movimiento de “pereza laboral” pasajero, la realidad es que muchos trabajadores desean obtener más beneficios contractuales. La nueva realidad indica que, de seguir así, el mercado laboral sufrirá una reconfiguración en la que se tendrán que mejorar las condiciones para los trabajadores; y aunque muchos consideren que será un retroceso en la cultura de la superación, podremos encontrar trabajadores más felices y con un mayor equilibrio entre su salud física y metal.

¿Cómo afecta la renuncia silenciosa a la economía?

Una investigación llevada a cabo por el periodista de CNBC, Anuz Thapa, arrojó que la productividad en Estados Unidos sufrió dos enormes caídas durante el 2021, lo que suscita una gran preocupación para los empresarios. Algunas empresas en los Estados Unidos han afirmado atravesar por un ligero “aprieto”, debido a que era común que los trabajadores realizaran múltiples tareas extras sin recibir remuneraciones adicionales.

Sin embargo, luego delquiet quitting, muchos comenzaron a limitarse a realizar el trabajo por el que sí les están pagando, podría parecer que la renuncia silenciosa si tiene un impacto negativo en la economía, pero debemos considerar que existe una sobreexplotación en los trabajadores y que ese es el motivo principal por el que surgió el quiet quitting.

Aunque la renuncia silenciosa afecta indirectamente a la economía, los daños pueden revertirse en poco tiempo, ya que tan sólo es necesario que las empresas les paguen a los empleados por todo el trabajo que realizan. La prueba piloto que realizaron las 70 empresas en Reino Unido evidencia que la afirmación de Alejandra Nuño se puede fundamentar, ya que los trabajadores que laboraron la jornada de cuatro días y mantuvieron sus salarios pudieron maximizar su desempeño.

Además, multinacionales como la corporación Cargill cuentan con políticas laborales que buscan incentivar a los trabajadores, respetando sus días libres, ofreciendo salarios acordes a sus actividades y proveyendo de recursos para el día a día. La política tomada por Cargill hace más de tres décadas busca mantener a los trabajadores contentos, debido a que la gerencia reconoce que el capital humano es el encargado de mantener las empresas funcionando, y que un personal feliz tiene mejores resultados.

No obstante, los expertos aseguran que para revertir esta tendencia de crisis e insatisfacción, lo más recomendado es que ofrezcan a los trabajadores mayor flexibilidad respecto al trabajo remoto, contratar profesionales con distintos perfiles y niveles de experiencia, proveer de una mayor empatía, establecer salarios acorde a las funciones efectuadas, entre otros. Por su parte, el director de LiveXchange Technologies Inc., Terry Rybolt, profetiza que durante los próximos meses seremos testigos de la Great Reconfiguration, una restructuración en los departamentos de recursos humanos a nivel mundial para frenar los efectos de la Great Resignation.

Los hechos parecen corroborar que renunciar tranquilamente es un antídoto efectivo contra la cultura del sobresfuerzo, regalar el trabajo y el ajetreo; debido a que limita la actividad a la que establece el contrato.

Aunque la renuncia silenciosa tiene un concepto negativo para muchos jefes y empresarios, es un movimiento capaz de traer enormes beneficios a los trabajadores que sufren de burn out, estrés laboral o atraviesan por problemas personales, debido a que les permitirá establecer límites saludables que los ayude a equilibrar su salud física y mental.

De igual manera, un trabajador que siente más libertad, podrá desempeñar mejor sus funciones, por lo que la renuncia silenciosa al trabajo podría ser un ganar-ganar.

Créditos de Imágenes

Kysbel Hidalgo

Abogada y Consultora Técnico en Criminalística de profesión. Redactora de Contenido e Ilustradora freelancer. Petite, seriéfila y metódica. Adoro leer manga, las tortugas y la F1. ¡Viviendo cada día con hidalguía!

Divulgación de los afiliados

Este artículo puede contener enlaces de afiliados. El autor podrá ganar un porcentaje de comisión por cada venta realizada. Lea aquí para más información.

Affiliate Disclosure

This article may contain affiliate links. The author may earn a percentage of commission for each sale made. Read this for more information.

Mensajes Relacionados
Caso GameStop: ¡Te contamos la historia completa!

El caso de GameStop, una de las cadenas de videojuegos más grande del mundo ha sonado mucho en los últimos meses por lo sucedido con el valor de sus acciones. Conozcamos como sucedió esto y sus consecuencias.

¿Qué EQUIPO se NECESITA para MINAR BITCOINS?

Minar criptomonedas se ha convertido en una actividad rentable para aquellos amantes del blockchain. Si quieren formar parte de este mundo descubran todo lo que necesitan saber para minar bitcoins.

Generación Zoe: La estafa piramidal que robó a miles de personas

¿Generación Zoe es legal? En este post te contamos todo sobre esta estafa piramidal, cómo fue la detención de Leonardo Cositorto y los motivos de denuncias de generación Zoe.

10 CLAVES para CREAR un MODELO de negocio FREEMIUM

Establecer un modelo de negocios freemium puede parecer complicado si no se conocen los parámetros. Descubran las claves para crear un modelo de negocios freemium y lograr sus objetivos.