La práctica de buenos hábitos y su influencia en nuestra vida

04 mar, 2020   |   de Alicia Juarez   |   Consejos, Emprendimiento, Estilo de vida

Un hábito no es más que todas las conductas o actividades que realizamos de manera repetitiva, tanto consciente como inconsciente, estos comportamientos pueden ser buenos o malos y contribuyen a nuestro éxito o fracaso. Los comportamientos forman los hábitos en la vida cotidiana, para poder mejorarlos debemos poder reconocer cuáles son las conductas negativas que afectan nuestro rendimiento.

Los hábitos positivos los podemos identificar fácilmente, son los que promueven nuestro crecimiento personal. Tener hábitos, nos convierte en personas enfocadas.

Tener buenos hábitos implica hacer un compromiso firme con nosotros mismos y mucha fuerza de voluntad para poder adoptarlos, incluso hasta podríamos compartirlos para adquirirlos con familiares o amigos, el apoyo mutuo siempre será una excelente herramienta.

La importancia de desarrollar buenos hábitos

¿Qué tan importante son los hábitos? ¿Cómo podemos tener buenos hábitos? ¿Por qué se hace tan difícil cambiar los malos hábitos? Si las cosas no están saliendo de la manera en que queremos, quizás sea el momento de intentar cambiar las conductas que no permiten aprovechar las oportunidades que se presentan.

Cuando fue la última vez, que se llegó tarde a un compromiso, que se extravió algo de gran valor por falta de orden, son muchos los ejemplos de malos hábitos. El tener buenos hábitos nos va ayudar a desarrollarnos y convertirnos en personas eficientes y eficaces en todos los ámbitos de nuestra

¿Para qué sirven los buenos hábitos?

Contribuyen a nuestro crecimiento personal, a mejorar nuestra calidad de vida, además de causar satisfacción, logro y realización. Si deseamos una vida saludable por ejemplo, lo primero que debemos cambiar son nuestros hábitos alimenticios, hacer más ejercicios, dormir las horas necesarias para conseguir el descanso que necesitamos, es decir, es necesario que adecuemos una serie de actividades diarias, muchas de las cuales quizás ya realizábamos, de manera continua y convertirlas en un hábito, nos ayudaran a lograr nuestro objetivo.

Los buenos hábitos nos dejan excelentes beneficios, aunque es necesario tener en cuenta que para esto son necesarios cinco aspectos fundamentales:

  • Metas diarias a cumplir.
  • Fuerza de voluntad.
  • Disciplina.
  • Perseverancia.
  • Fe.

Algunos hábitos de la vida cotidiana que nos ayudaran a mejorar nuestra calidad de vida:

  • Tener una alimentación sana y balanceada.
  • Ejercitarse.
  • Dormir para conseguir el descanso que necesitamos.
  • Ahorrar, dinero, agua, luz, comida, entre otros.
  • Leer lo suficiente como para mantenerse informado en diversos aspectos.
  • Mantener una higiene adecuada.
  • Ser organizado y planificar.
  • Ser puntuales.
  • Ser observador y escuchar para tomar decisiones.
  • Mantener separados el trabajo de los aspectos personales y del hogar.

¿Cómo podemos cambiar los malos hábitos?

Los malos hábitos pueden sustituirse por unos más sanos. Para saber de qué manera podemos hacerlo, veamos como se desarrollan:

  • El desencadenante: Este sería el estímulo que va a provocar el hábito. Un ejemplo sencillo, las personas que acostumbran a morderse las uñas cuando se encuentran bajo algún tipo de presión o estrés, el desencadenante es el estado emocional, la tensión que produce el estrés.
  • La respuesta: Es la reacción provocada por el estímulo, los pensamientos y acciones que nos hacen llevar a cabo el hábito. Siguiendo con el ejemplo anterior, este sería el momento en que nos colocamos el dedo en la boca para comenzar a mordernos las uñas.
  • La recompensa: Es el placer y satisfacción que produce la respuesta. En el ejemplo que venimos trabajando, la recompensa al mordernos las uñas es una disminución de la ansiedad.

Entonces, lo primero que debemos hacer es estar conscientes de que tenemos esos malos hábitos, poder identificarlos y sobre todo desear cambiarlos, así como reconocer el proceso que estos siguen desde el desencadenante hasta la recompensa.

Para poder terminar con un hábito que tenemos debemos eliminar cualquiera de las partes que lo conforman:

  • Elimina el desencadenante: una manera de hacerlo es sustituyendo este por otro, es decir, si se desea por ejemplo, dejar el hábito de comer chocolate y dulces. Se saca de casa todos estos snacks guardados, para sustituirlos por algo más saludable.
  • Eliminar la respuesta: Esto no es más que cambiar la reacción ante el estímulo que provoca la acción, en este caso el comer chocolates y dulces, una manera de poder cambiar la respuesta es prometiéndole a alguien que no repetiremos ese comportamiento, es decir, podemos prometerles a nuestra pareja por ejemplo, que o comeremos más golosinas. Las respuestas cambiaran ya que en vez de pensar en lo que deseamos comer, estaremos pensando en no hacerlo para no decepcionar a esa persona al comer los dulces.
  • Eliminar las recompensas: debemos evitar que los hábitos nos resulten placenteros. Una alternativa en nuestro ejemplo podría ser comer chocolate amargo, galletas con sal de manera que resulten desagradables.

Ideas que podemos usar para eliminar los malos hábitos

  • Modificar hábitos de uno en uno: Si centramos nuestros esfuerzos en cambiar un hábito a la vez tendremos más éxito, que cambiándolos todos al mismo tiempo.
  • Sustituir los malos hábitos por otros mejores: Si deseamos eliminarlos, es necesario tener otro más sano para sustituirlo. Si ejemplo queremos dejar los dulces, la merienda puede sustituirse por frutos secos.
  • Planificar y modificar un plan: Es necesario que tengamos un plan por escrito sobre los pasos a seguir para cambiar un hábito, ya que va a permitir ver más claramente cuáles son los pasos a seguir para evitar el antiguo comportamiento y comenzar con el nuevo.
  • No rendirse: Entre más tiempo tengamos con el hábito, más difícil será cambiarlo, nada de rendirse y a intentarlo de nuevo. Es muy difícil romper con viejos hábitos, pero, si hoy no se logra, no importa, la perseverancia nos ayudará a lograrlo.

Hábitos de emprendedores exitosos que podemos imitar

Los emprendedores no son personas con suerte, son disciplinadas y con buenos hábitos que los llevaron a tener éxito. Si “lo que sembramos, cosechamos”, podemos decir todo lo que hacemos tiene una consecuencia. Veamos que hace la gente emprendedora para alcanzar el éxito.

1. Llevan una vida sana con una buena alimentación

Mantener un cuerpo sano es la clave para tener un excelente rendimiento como emprendedor. Muchos que con dedicarse sólo al trabajo serán más exitosos, pero se olvidan de lo más importante, que es cuidar su salud y al final sólo terminan enfermándose.

Es muy importante realizar algunas actividades recreativas, físicas y cuidar la alimentación lo cual implica que:

  • Respetar el horario de comida, prohibido comer y trabajar sin reposar.
  • Comer saludable, evitar comidas chatarras.
  • Caminar o trotar cada mañana.
  • Levantarse temprano.

2. Planificación y organización

Nos referimos a los planes del día, las personas emprendedoras que logran alcanzar el éxito, deben planificar y organizar muy bien su día. Si no planificamos, seguramente terminaremos haciendo otras cosas y cuando nos demos cuenta, perdimos el tiempo. Por esto es necesario que:

  • Diseñar horarios establecidos para cada una de las actividades a realizar, muchas veces solo hacemos una lista de lo que necesitamos hacer pero sin un horario.
  • Planificarse y organizarse con antelación, nada de hacer las cosas de un día para otro, es algo muy forzado y seguramente no te saldrá bien lo que planifiques.

3. Aprender cada día un poco más

Ciertamente los emprendedores aprenden mucho de sus propias experiencias diarias. Uno de los buenos hábitos que deberíamos implementar, es el de aprender, leer, investigar, educarse, el conocimiento es una herramienta muy importante, y cada día tenemos la oportunidad de aprender algo nuevo. Ningún emprendedor debe creer que sabe todo.

4. Poner en práctica lo que se aprende

Muchos estudiamos mucho y aprendemos miles de cosas, pero no ponemos en práctica lo aprendido. Un verdadero emprendedor utiliza el ensayo y error y pone aprueba cada una de las cosas que aprende.

5. Ser conversadores es un hábito de las personas emprendedoras

Hay que aprovechar al máximo cada instante para conversar con cualquiera, lo que sucede es que:

  • Al ser conversadores se pueden escuchar las situaciones y opiniones de otras personas, desarrollar empatía y aprender nuevas perspectivas.
  • Nos da la oportunidad de conseguir nuevas ideas, “dos cabezas piensan mejor que una”
  • La conversación ayuda a fortalecer la relación entre el equipo y su líder, es una herramienta que debemos aprovechar al máximo.

6. Evitar estar mucho tiempo en la zona de confort

A muchos nos ha sucedido que cuando llegamos de vacaciones o estamos fuera del trabajo por un tiempo y nos toca volver, simplemente no queremos o nos da pereza. Otros simplemente conviven en el mismo ambiente "seguro", sin hacer algo nuevo, pero salir de la zona de confort, volver al trabajo, hacer algo nuevo cada mes, puede marcar la diferencia en nuestro desempeño.

7. Evaluemos los resultados

No evaluar los resultados es un problema que todo emprendedor debe evitar. Cuando las personas ya tienen su negocio establecido es necesario tener delegados y estar al tanto de lo que estos hacen. Para un emprendedor la evaluación debe ser un hábito que vaya más allá de supervisar a otros, debemos medir los resultados, revisar constantemente lo que hacemos y si está funcionando de manera correcta.

Beneficios de tener estos hábitos

Un simple resumen de estos beneficios son los siguientes:

  • Mejora en nuestra salud.
  • Trabajo más productivo.
  • Obtenemos mayores conocimientos.
  • Conseguimos nuevas ideas y estrategias.
  • Mejorar las relaciones con nuestro equipo de trabajo.
  • Obtención de nuevas y mejores ideas.
  • Consolidar una personalidad trabajadora e innovadora.
  • Obtención de mejores resultados.

Aquí tratamos de abarcar los hábitos más importantes y relevantes que pueden servir tanto en la vida diaria como en el trabajo.

Crear buenos hábitos en nuestras vidas es el camino más seguro que podemos seguir para lograr el éxito, tanto en nuestra vida personal como en la laboral. Es hora de adoptar nuevos hábitos en la vida cotidiana, estos nos ayudaran a ser exitosos en todos los ámbitos de nuestra vida.

Créditos de Imágenes

Alicia Juarez

Contador Público de profesión y escritora en formación. mamá de Jonathan y Roxi. Amo el Cine, las manualidades, el diseño y la decoración. Vivo la vida un día a la vez. ¡Ser feliz es mi decisión!

Mensajes Relacionados
¿Retirarte siendo trabajador autónomo? Planifica la jubilación

Planificar la jubilación debe ser una prioridad en la cual todos debemos pensar y realizar, sobre todo los trabajadores autónomos. Descubran como organizarse para garantizar un retiro monetario estable.

¿Cómo saber si un nombre de empresa está registrado?

El nombre de una empresa es importante, no basta solo con consultarlo, también es necesario verificar si está disponible. Aquí sabrás como hacerlo rápidamente.

El poder del pensamiento positivo: El desarrollo de una mejor vida

La manera de pensar influye mucho en el estilo vida. La mejor parte es que esto es algo que podemos desarrollar, solo debemos conocer estos ejercicios para pensar en positivo.

¿Cuál RED SOCIAL es MEJOR para mi NEGOCIO?

Las redes sociales han revolucionado como vendemos nuestros servicios a potenciales clientes, es por ello que al escoger una, pudiese hacer la diferencia entre el éxito o el fracaso.

Suscríbete al newsletter de Mente Diamante

Regístrate con tu email para recibir novedades, noticias y consejos.

* No compartimos tu información personal con nadie. Al registrarte, aceptarás recibir ofertas, promociones y otros mensajes comerciales de Mente Diamante. Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Comentarios