Mitos sobre el parafraseo de contenidos que pueden mutilar tu marca

16 dic., 2022   |   de Nicolás Requena   |   Consejos

La paráfrasis de contenidos es uno de los aspectos clave de la redacción. Entonces, ¿cuáles son los mitos que pueden resultar perjudiciales?

Todo oficio tiene mitos, y el truco de todo oficio es evitar esos mitos. Al escribir para una marca o empresa, hay muchos mitos en torno a parafrasear o reformular contenidos. Hoy vamos a explorar algunos de ellos, así que empecemos.

Definición de parafraseo de contenidos

La paráfrasis de contenidos es un proceso que consiste en tomar un contenido existente y reformularlo con tus propias palabras. Es un proceso que requiere mucho tiempo y esfuerzo para hacerse correctamente, pero con la ayuda de las tácticas adecuadas, puedes reformular fácilmente un contenido que no sólo es original, sino que también está bien escrito.

La forma correcta de parafrasear contenidos consiste en analizar la estructura de las frases y luego reformularlas para evitar similitudes. Pero también se trata de escribir frases coherentes con una gramática adecuada, sin errores gramaticales ni erratas.

Por lo general, existen dos enfoques de la reformulación de contenidos: uno consiste en reformular manualmente las frases y el otro en parafrasear en línea. No es erróneo decir que ambos son muy eficaces y útiles.

Pero cuando se trata de volver a redactar un documento extenso, parafrasear manualmente no será una buena opción, así que en este caso, puedes parafrasear online rápidamente utilizando una de las mejores herramientas de parafraseo disponibles.

Los 5 mitos sobre el parafraseo de contenidos que pueden mutilar tu marca

Tanto si parafraseas en línea como si lo haces manualmente, es importante hacerlo bien. En esta sección exploraremos los mitos que rodean la forma correcta de parafrasear. Así que, sin más preámbulos, hablemos de ellos.

1. Sólo hay que sustituir un par de palabras

Uno de los primeros mitos que muchos redactores de contenidos creen es que cambiar una o dos palabras es parafrasear. Así que solo cambian un par de palabras y ya está. Lo malo de este enfoque es que no puede ser más erróneo.

Parafrasear no consiste solo en sustituir una o dos palabras. La paráfrasis consiste en reformular y renovar totalmente el contenido existente. Cambiar una o dos palabras hará que tu contenido sea objeto de plagio, y de sus consecuencias y efectos.

En cambio, la forma correcta de parafrasear es cambiando el contenido por completo. Incluso puedes intentar cambiar la voz del contenido de activa a pasiva o viceversa. Pero el mito de que basta con cambiar un par de palabras no puede ser más erróneo.

La paráfrasis debe ser exhaustiva y extensa, por lo que el contenido debe cambiar drásticamente para poder ser parafraseado correctamente.

2. No citar después de parafrasear está bien

Otro mito y una de las mayores ideas falsas es que los escritores creen a pies juntillas que parafrasear te exime de citar la fuente/autor original. Esta creencia y mito es uno de los más devastadores, ya que es el principal causante del plagio.

Para acabar con este mito en pocas palabras, no, no te exime de citar al autor original. No hay ningún caso en el que puedas parafrasear y no citar al autor original o darle el crédito que se merece. No hacerlo puede causar problemas como:

  • Infracción de los derechos de autor o copyright strikes;

  • Una penalización de Google a un sitio web o blog;

  • Acciones legales, si el contenido copiado estaba protegido por derechos de autor;

  • Contado como deshonestidad académica;

  • Degradación de la credibilidad académica.

Así que, en cualquier tipo de entorno, no citar al autor original te causará problemas. Y, para repetirlo una vez más, nunca está bien reformular cualquier tipo de contenido y no citar la fuente.

3. Sustituir palabras por sinónimos

A la hora de parafrasear, es posible que veas en Internet sugerencias de que basta con sustituir algunas palabras aquí y allá. Aunque ya hemos hablado de ello, utilizar sinónimos alternativos no es parafrasear. He aquí un ejemplo:

Frase original:

"Las fuerzas del orden locales no han sabido mantener la paz en toda la ciudad".

Frase mal parafraseada:

"Las fuerzas del orden residentes no han sabido mantener la armonía en toda la ciudad".

¿Notas la diferencia? Si ha dicho "apenas", tiene razón. Simplemente porque hay un total de tres palabras cambiadas en esta frase. Por lo tanto, parafrasear así es un intento inútil y lamentable de reformular algo.

Ahora bien, si parafraseas en línea, o deseas hacerlo correctamente, así es como lo harías:

"El mantenimiento de la paz se ha convertido en una de las principales luchas de las fuerzas de seguridad locales, algo en lo que no han tenido mucho éxito".

Como puede ver, la frase ha cambiado drásticamente y es casi irreconocible. Sin embargo, sigue manteniendo el sujeto de la frase original.

4. No cambiar la voz del contenido

Cada contenido que ves en Internet tiene su propia voz. A veces, el contenido suena como si hablara una persona formal; otras, como si mantuvieras una conversación. Es la maestría del escritor.

Pero, si estás parafraseando y no cuidas esto, entonces causará un problema. En este caso, el mito es no tener que cambiar la voz del contenido cuando estás parafraseando.

Esto es erróneo, y nunca debes comprometerte a ello. En pocas palabras, cambia siempre la voz del contenido para que coincida con la tuya cuando parafrasees.

5. No parafrasear para mejorar

Al parafrasear el contenido, muchos escritores creen que la única razón por la que lo hacen es para evitar el plagio o citar al autor. Ahora bien, es importante recordar que el autor original es sólo humano como tú y como yo.

Por lo tanto, siempre se puede mejorar su contenido. Para evitar mutilar su marca, siempre debes intentar parafrasear con la intención de mejorar. Si de todos modos puedes mejorar el contenido original, deberías hacerlo.

Conclusión

Estos son los cinco principales mitos en torno a la paráfrasis. Por lo tanto, asegúrese de comprender bien cada aspecto y evite estos problemas para garantizar el buen rendimiento de su contenido.

De este modo, ofrecerás un contenido excepcional y ayudarás a tu marca a destacar.

Créditos de Imágenes

Nicolás Requena

Escritor en formación, amante de la lectura, la tecnología y el emprendimiento. Cofundador de Mente Diamante. Adicto al aprendizaje. Un entusiasta de los viajes que ansía conocer mucho.

Divulgación de los afiliados

Este artículo puede contener enlaces de afiliados. El autor podrá ganar un porcentaje de comisión por cada venta realizada. Lea aquí para más información.

Affiliate Disclosure

This article may contain affiliate links. The author may earn a percentage of commission for each sale made. Read this for more information.

Mensajes Relacionados
Flujo de fondos: 10 beneficios de administrar el dinero de tu negocio

Una buena administración financiera evita dolores de cabeza. Un emprendedor necesita conocer acerca de los flujos de fondos y los beneficios que pueden traer a su empresa.

Trading criptomonedas | ¿Cómo invertir? Consejos y sugerencias para nuevos mineros

El trading criptomonedas es el comercio con mayor auge en el mundo digital. Por lo que muchos inversionistas la están implementando en la mayoría de sus negocios y transacciones.

Tips para aprender a establecer tus tarifas como freelancer

Aprender a cobrar lo justo en el mundo freelancer no es tan fácil como suena. Es por ello que recopilamos los mejores tips para conocer las tarifas de un freelancer.

¿Eres competitivo o competente? Descubre las diferencias

Diferencia entre competencia y competidores, otro par de palabras que se escriben similar, se aplican en ambientes laborales, pero abarcan conceptos totalmente opuestos.