Importancia del lenguaje corporal en las relaciones y los negocios

21 jun, 2019   |   de Kysbel Hidalgo   |   Consejos, Estilo de vida, Herramientas

Antes de dar inicio; imaginen que son empresarios en la búsqueda de un nuevo miembro para su equipo laboral, ¿a quién contratarían? A la persona a la cual no escuchan porque habla muy bajo, al arrogante de la esquina o a quien se expresa debidamente y cuenta con una buena presencia. Sí, la respuesta es obvia ¿no?

En este artículo discutiremos precisamente eso, la importancia del lenguaje corporal en los negocios y en las relaciones. Porque, aunque nos comuniquemos con las mejores palabras, es posible que nuestro mensaje no se transmita de la manera correcta, sólo por cómo se desenvuelve nuestro cuerpo y en cómo lo perciben las personas a nuestro alrededor.

Lo más importante en la comunicación es saber escuchar lo que no se ha dicho.

Peter Drucker

Adicionalmente, podremos comprobar algunos errores que seguramente cometemos inconscientemente, aprenderemos para qué sirve el lenguaje corporal, conoceremos tips que nos ayudarán en nuestro día a día y podremos determinar porque es importante el lenguaje corporal en una exposición. Muy bien, ¡vamos a ello!

¿Qué es el lenguaje corporal?

Los seres humanos poseemos la capacidad de transmitir gran cantidad de información sin la necesidad de utilizar el lenguaje verbal. Es allí donde entra el lenguaje corporal, que viene a ser esa capacidad de transmitir información por medio de nuestro cuerpo; sea de forma consciente o no.

También conocido como kinésica, son todos los movimientos o posiciones corporales que resultan de un movimiento psicomuscular. Aunque en su mayoría son realizados de manera inconsciente, también pueden ser conscientes, aprendidos, somatogénicos, de percepción táctil, visual o cinestésica. Todos estos pequeños movimientos, combinados o realizados de forma aislada, junto con las estructuras paralingüísticas y verbales, conforman el valor comunicativo de una persona.

El estudio del lenguaje corporal puede revelar el significado apelativo, comunicativo o expresivo de cada movimiento que realicemos con nuestro cuerpo. Esta ciencia toma en consideración no sólo los movimientos que realiza un emisor, sino además el medioambiente en el cual se desarrollan y la paralingüística empleada.

En vista de que en su mayoría los gestos que realizamos son de manera inconsciente, los convierten en una gran fuente para el análisis de la información transmitida por un emisor. Esta acción es realizada comúnmente, para conocer las emociones y pensamientos del individuo mientras comunica cierta información. La comunicación en sentido general, puede ser dividida en dos grupos:

  • Lo que decimos de forma verbal: Utilizando la lingüística.
  • Lo decimos o expresamos: Utilizando la kinésica (gestos, microexpresiones faciales, postura corporal) y paralingüística (tono de voz, volumen, velocidad o entonación).

Todos estos elementos reunidos y analizados, pueden revelarnos las intenciones reales que tiene una persona mientras se comunica. Pero, como hemos mencionado recientemente, el sólo examinar las expresiones faciales o escuchar su entonación al hablar, puede no ser enteramente concluyentes. Debe ser estudiado el medioambiente en el cual se desarrolla el intercambio comunicativo; en razón de que, una persona no se comunica igual en un ambiente óptimo y estable, que en uno saturado y estresante.

Una pequeña clave para establecer un correcto análisis, es que todos los factores que intervienen tengan congruencia entre sí. De esta manera descartamos posibles causas externas que estén boicoteando nuestro análisis. Algunas posibles causas externas podrían ser: temperaturas extremas, ruido, malestar general, cansancio, estrés, entre otros.

La importancia del lenguaje corporal en los negocios y en la vida diaria

Imaginemos por un momento que escribimos un discurso. Pasamos días plasmando nuestras mejores ideas y pensamientos, lo pulimos, lo leemos y releemos hasta que nos parece perfecto. Llega el día en el que debemos comunicarlo ante una gran audiencia y nuestro tono de voz es bajo, nos tiembla la voz y nuestra postura es encorvada. Ahora nos encontramos en una situación muy lamentable, no sólo porque pasamos días escribiendo ese discurso, sino que además se ha perdido gran parte del mensaje que queríamos transmitir a causa de nuestro lenguaje corporal. Pero ¿por qué ocurre esto?

Un estudio realizado por el investigador Albert Mehrabian reveló que, en una conversación, la comunicación verbal transmite sólo un 7% del mensaje que queremos comunicar; mientras que el otro 93% se lleva a cabo de forma no verbal. La investigación detalla cómo un 38% se realiza por medio de paralingüística, mientras que los restantes 55% son enteramente comportamiento kinésico.

Sólo un 7% para el lenguaje verbal significa, que debemos aprender a transmitir con nuestro cuerpo, lo que comunicamos con las palabras, para que el mensaje llegue al público de la manera correcta y completa. Es por ese motivo que, en la actualidad, muchas empresas invierten fondos para que sus empleados realicen cursos de oratoria y de lenguaje corporal; en razón de que, en muchos cargos, deben poder desenvolverse, comunicarse, transmitir liderazgo, llegar a sus clientes, expresarse de forma adecuada, entre otros.

Conozcamos un poco más, sobre cómo el analizar el lenguaje corporal propio o de las demás personas, pueden traernos grandes beneficios tanto para nuestra vida diaria, como en los negocios.

Exposiciones y Discursos

El analizar el lenguaje corporal de una audiencia, puede revelarnos si está conectada o desconectada de la exposición que llevamos a cabo. Al notar pequeños gestos de ansiedad como mover los pies, mover los dedos o jugar con el lápiz; puede dejar ver que nuestro discurso bien puede ser tedioso o la manera en la que lo transmitimos requiere una corrección.

Se dice, que pasados los primeros 30 minutos la audiencia comienza a perder la concentración, por lo que emplear técnicas de oratoria, junto con la paralingüística y la kinésica, hará que la audiencia se mantenga enfocada en nosotros.

Ambiente laboral

Al realizar trabajos en equipo, muchas veces los empleados pueden entrar en desacuerdos. En algunos casos pueden no manifestarlo o por el contrario, hacerlo, pero de mala manera. La mejor forma de afrontar esto es capacitando a los miembros del personal, en la comunicación no verbal. Por medio de esta, al momento de emitir un mensaje, cada empleado sabrá estudiar las reacciones que ha tenido en los receptores, por lo que puede modificar su forma de comunicarse para ser más asertivo o conocer cómo les ha sentado lo transmitido. El comprender que no todas las personas entienden, ven y sienten como lo hacen ellos, también es un pilar fundamental para que esta estrategia surta efecto.

Vida diaria

Así como malinterpretar el lenguaje verbal o corporal de un compañero de trabajo, o que éste nos malinterprete a nosotros, puede traernos inconvenientes. La misma situación ocurre en nuestro entorno cotidiano. El saber qué quiere decirnos realmente un miembro de nuestra familia o grupo de amigos, puede resultarnos de ayuda para tener una mejor convivencia. Así como para ellos resultará mejor, el que nosotros sepamos comunicar lo que deseamos transmitir.

Pero esta práctica no sólo es aplicable para personas de nuestro círculo íntimo, también puede utilizarse con nuestros vecinos, los encargados en los negocios en los que hagamos las compras, o cualquier persona con la que interactuemos en nuestro día a día.

Entrevistas de trabajo

Sabemos que el principal instrumento para la pre-selección del personal, es por medio del currículo; ya que, detalla el récord personal de cada persona. Pero la realidad es que, para muchos puestos o trabajos, la entrevista proporciona información que el currículo no muestra. En una entrevista laboral, el reclutador puede determinar si somos proactivos, cómo es nuestra personalidad, si tenemos motivación, prestamos atención a los detalles, cómo nos comunicamos, si tenemos capacidad de adaptación y otro gran número de aptitudes.

Un empresario puede no querer contratar a una persona que cuente con un currículo muy rico, sólo por determinar que posee actitudes contrarias a las que busca para su personal (como arrogancia y prepotencia o nerviosismo y falta de confianza).

Tenemos que tomar en consideración que, en el lenguaje corporal, existen dos niveles de conciencia:

  • Como receptores: De manera inconsciente, prestamos más atención al lenguaje no verbal o corporal de las demás personas.
  • Como emisores: De manera inconsciente, prestamos más atención a la lingüística o al lenguaje verbal y no cuidamos nuestro lenguaje corporal.

Es por ello, que en los casos que señalamos recién, debemos tomar en consideración no sólo el análisis del comportamiento kinésico de las demás personas, sino también del nuestro. Si no, no podremos determinar en dónde se encuentran nuestras fallas y por ende, no lograremos mejorar en nuestros aspectos personales o laborales.

Sin importar la situación en la que nos encontremos es importante recordar que, al analizar el factor verbal y el lenguaje corporal, debemos notar coherencia. De lo contrario, tendremos que reconducir la situación de tal manera, que podamos determinar en dónde está la disyuntiva. Deben tener en consideración que la comunicación no verbal, posee un fuerte vínculo con la parte intuitiva, instintiva y emocional de nuestro cerebro; por lo que tendremos que saber cómo abordar la situación de la mejor manera.

10 errores de lenguaje corporal que nos perjudican sin que lo notemos

El lenguaje corporal en ocasiones puede demostrar algo que no queremos, perjudicándonos. En parte no es nuestra culpa, porque muchos de esos gestos son realizados de manera inconsciente. Conozcamos algunos de ellos, para que la próxima vez que realicemos alguno, podamos identificarlos y corregirlos.

  1. Brazos cruzados: Este gesto denota resistencia, recelo, disgusto o no tener interés en lo que ocurre. Si desean que las personas con las que mantienen una conversación, perciban su interés en ellas, las posturas de sus brazos deben ser naturales.
  2. Hombros encorvados o mala postura: Este gesto del lenguaje corporal expresa falta de confianza, que somos pequeños y que no tenemos interés alguno. Debemos en todo momento tener una buena postura: columna recta, hombros hacia atrás, esternón elevado y cabeza alta. No podemos olvidar estar relajados, esta postura no puede ser forzada o se malinterpretaría como arrogancia o soberbia, en vez de confianza.
  3. Mirar demasiado el teléfono o el reloj: Puede que creamos que estamos siendo sutiles y que nadie notará nuestra acción, pero lo notarán y será tomado como un gesto de mala educación. Si por algún motivo familiar o laboral, debemos consultar la hora o nuestro móvil, la mejor manera de hacerlo es explicando verbalmente nuestro motivo.
  4. Rechazar el contacto visual: No mantener el contacto visual sugiere desvinculación de la conversación, además demuestra falta de compromiso, desconfianza, rechazo y engaño. Los expertos sugieren que, cuando somos emisores debemos mantener contacto visual en un 50% del tiempo. Mientras que cuando somos receptores, el contacto visual debe ser de un 70%.
  5. Barbilla muy elevada: Mantener el mentón excesivamente alto, puede ser malinterpretado por el entrevistador, receptor o interlocutor; en razón de que, puede ser tomado como un síntoma de arrogancia, aires de superioridad o prepotencia.
  6. Invadir espacio personal: Las reglas de la proxemia (ciencia encargada de estudiar la distancia corporal en razón del grado de confianza y el contexto espacial), señalan que no debemos acércanos tanto a una persona, que sienta que invadimos su espacio personal. Si no tenemos confianza con ellas, tampoco es recomendable tocarlas, ya que, podríamos generar incomodidad.
  7. Apretón de manos excesivo: Un apretón de manos, es el saludo clásico en cualquier tipo de conversación. También es posible utilizarlo al momento en el que se acuerda algún trato. Debemos recordar que deben ser firmes pero suaves. Un apretón excesivamente fuerte puede determinar arrogancia o prepotencia y uno muy suave falta de interés.
  8. Manos en los bolsillos: Esto es un gesto que habitualmente percibimos como negativo, especialmente cuando la conversación se desarrolla con las personas sentadas. Lo más recomendable es mantener las manos, en un espacio neutral al alcance de la vista de las demás personas.
  9. Inclinarse hacia atrás: Este gesto es especialmente negativo en las reuniones, ya que, expresa cansancio, fatiga y falta de interés. Si lo que deseamos es causar buena impresión, lo recomendable es sentarnos con una postura erguida e inclinados levemente hacia adelante.
  10. No sonreír: En la cultura occidental, una sonrisa es sinónimo de empatía o agrado. Por lo que sonreír de forma natural a lo largo de una conversación, produce para quienes intervienen en la misma, una sensación de confianza, agrado y empatía.

8 ejemplos de lenguaje corporal

La mayoría de los errores que mencionamos recién, cuentan con ciertas características propias del lenguaje corporal. Estas características, también llamadas paralenguajes, son pequeños gestos que pueden interpretarse de ciertas maneras, según el contexto y el medioambiente en el cual sean producidos.

Conocer estos paralenguajes pueden resultarnos útiles sin importar la carrera que poseamos, el trabajo que desempeñemos o las personas con las que convivamos. Algunos de ellos son:

  1. Tamaño de las pupilas: Tal vez a simple vista no podamos notar un cambio, pero la variación en el tamaño de las pupilas, son altamente estudiados en el campo de la criminología. Una disminución puede expresar desagrado, mientras que un aumento denota agrado.
  2. Mirar hacia los lados: Generalmente significa aburrimiento. La persona observa las rutas o vías de escape para abandonar la conversación o simplemente para distraerse.
  3. Apoyar el mentón sobre las manos: Dependiendo de la posición de la mano, puede denotar dos cosas muy diferentes: 1) Palma abierta: Si la barbilla descansa sobre la palma de la mano abierta, significa falta de interés o aburrimiento. 2) Palma cerrada: Si la barbilla reposa sobre el puño, significa que tiene interés y evalúa la situación.
  4. Asentir con la cabeza: En la mayoría de los casos, es un gesto positivo e involuntario. Lo realizamos al comunicar acuerdo e interés hacia nuestro interlocutor. Aunque existen situaciones particulares, en las que asentir repetida y rápidamente con la cabeza, significa desesperación, fatiga y falta de interés.
  5. Temblor de pies: Posee la variante de temblor de piernas o movimiento de dedos, denotan irritación, ansiedad o ambas.
  6. Imitar el lenguaje: También conocido como “el efecto espejo”, ocurre cuando mantenemos una conversación con alguien que nos agrada. Las posturas, movimientos, risas y gestos de las personas que mantienen la conversación, se vuelven similares, lo que trae consigo empatía y agrado. Este gesto se puede determinar si una negociación va según lo planeado.
  7. Encogerse de hombros: Movimiento del lenguaje corporal universal. Siempre expresa no saber lo que está pasando. Visualmente se aprecia como un encogimiento de hombros, acompañado de un ligero encorvamiento de la espalda, una apertura de las palmas de las manos elevándolas a la altura del pecho y levantando ambas cejas.
  8. Manos detrás de la espalda: Esta posición indica confianza. Al igual que el “sacar pecho”, tener las manos detrás de la espalda indica que la persona no tiene miedo. Este gesto puede ser interpretado como una postura natural, pero que a su vez transmite autoridad.

5 tips para mejorar nuestro lenguaje corporal

Para finalizar, tal vez sientan que se han perdido un poco entre tantas características del lenguaje corporal. Por ello, tomen nota a estos mini-tips, que les ayudarán a triunfar en sus próximas entrevistas de trabajo, contratación de personal o conversación.

  • Recuerden mantener una postura erguida, hombros hacia atrás y cabeza alta. Naturalidad, no prepotencia.
  • Hagan contacto visual siempre que puedan, sin importar si son emisores o receptores.
  • Utilicen la paralingüística adecuadamente. Cuiden su entonación, timbre de voz, entonación, etc.
  • Piensen lo que deseen transmitir antes de comunicarlo.
  • Sean ustedes mismos, sin máscaras. La honestidad siempre será determinante en encuentros cara a cara. La empatía y el carisma hablará por ustedes.

A lo largo del artículo, hemos podido comprobar la importancia del lenguaje corporal en los negocios y en nuestra vida cotidiana. El saber analizar las señales, sin dudas nos traerán beneficios en cada aspecto de nuestras vidas.

Nunca debemos olvidar que, aunque existen las reglas del lenguaje corporal, no todas las personas son iguales. Por lo que el evaluar sólo la conducta de un individuo, no puede proporcionarnos información concreta. El entorno debe ser analizado también para llegar a la conclusión más acertada.

El mundo de los negocios cuenta con su propio lenguaje, todas las personas desean obtener algo y debemos ser habilidosos para cumplir con nuestros objetivos. El desear obtener un buen empleo, el ansiar contar con los mejores empleados, el mantener la integración del equipo, todo es posible. Siempre y cuando sepamos interpretar las señales.

Créditos de Imágenes

Kysbel Hidalgo

Abogada y Consultora en Criminalística de profesión. Redactora de Contenido y Artista Gráfica freelance. Petite, seriéfila y metódica. Amante de los dulces, el manga, las tortugas y la F1. ¡Viviendo cada día con hidalguía!

Mensajes Relacionados
Marketing tradicional vs Marketing Digital ¿De qué lado estas?

Existen grandes diferencias entre el marketing tradicional y el digital, veamos cuales son, y las ventajas y desventajas de usar el tradicional sobre el digital en la actualidad.

FACTORES a CONSIDERAR a la hora de ABRIR un LOCAL comercial

n este artículo encontrarás varios tips para que estés preparado al momento al momento de abrir tu local comercial seleccionando lugares estrategicos para negocios.

IMPORTANCIA del SERVICIO de ANTENCIÓN al CLIENTE

La importancia del servicio al cliente es una herramienta muy poderosa que ayuda al entendimiento de las necesidades del mismo y a su vez, ayuda a crecer significativamente a la empresa.

10 ventajas del Cloud Computing para las empresas

El crecimiento de una PYME va directamente relacionado al manejo de su información. Todo empresario necesita conocer como el cloud computing puede impulsar aún más su negocio.

Suscríbete al newsletter de Mente Diamante

Regístrate con tu email para recibir novedades, noticias y consejos.

* No compartimos tu información personal con nadie. Al registrarte, aceptarás recibir ofertas, promociones y otros mensajes comerciales de Mente Diamante. Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Comentarios