¿Cómo hacer negocios con amigos y no fracasar?

09 may, 2019   |   de Alexandra Sánchez   |   Consejos, Dinero, Emprendimiento, Recomendaciones

Es complicado pensar que a la hora de iniciar un negocio no vamos a contar con un socio. Siempre es importante tener una mano derecha, un apoyo para los momentos difíciles y un complemento para disfrutar en los buenos momentos.

Las empresas siempre van a tener una cara visible, sin importar que detrás de esa cara estén uno o más socios que pueden ser tan o más responsables del éxito que acumule la empresa o negocio en análisis, es por esto que debemos valorar el esfuerzo de quien esté a nuestro lado.

Haz amigos que te inviten a hacer negocios, para tomar hay muchos.

Anónimo

Son meses que pasan mientras analizas y proyectas lo que será tu empresa, lo que deseas alcanzar con tu emprendimiento y en cuánto tiempo, asimismo necesitamos pensar respecto a ese socio trabajador que estará junto a nosotros.

En la sociedad ronda un concepto bastante errado que nos hace pensar que sería un completo error que contáramos con amistades o familiares a la hora de emprender, eso ciertamente tiene un toque extra de complicación pero si logras hacerlo bien, de seguro tendrás una sociedad enlazada de la mejor forma, que te llevará a pensar en grande.

No habrá nadie que pueda conocerte mejor que un amigo de toda la vida, que un compañero por años de estudio o que una persona que porta tu misma sangre, y las empresas no se tratan sólo de hacer negocios, también se trata de entablar vínculos internos y externos que hagan crecer el valor de tu marca o proyecto.

Lo injusto sería si hacemos que nuestro negocio pase por encima del vínculo conectivo con esa otra persona y eso dañe definitivamente una amistad o relación familiar, así que debes separar los conceptos para evitar estos riesgos.

Claro que la escogencia no será fácil porque andamos en la búsqueda de un acompañante para un negocio que no queremos que se acabe y que buscamos verlo en constante crecimiento, así que también debemos pretender conseguir a alguien que tenga objetivos iguales o parecidos a los nuestros.

Quizás también te preguntarás qué negocios son para hacer con amigos y tu duda saldrá del camino cuando escojas un socio ideal, con preparación en el campo que deseas explorar porque también queremos una compañía funcional en todos los aspectos.

Lo que sí podemos expresarles es que tener una empresa o marca con un amigo es una ventaja que pocos ponen a prueba por temor a fallar, sin saber que están perdiendo una gran oportunidad para garantizar tu éxito.

Así que sin más preámbulo, en lo que resta de éste artículo te daremos algunas razones para iniciar tu negocio en conjunto con un socio distinto, un socio especial, que sea conocedor de ti y de lo que requieres.

Claves para asociarnos con amigos

Si bien lo que deseamos es comenzar el emprendimiento y en todo comienzo la actitud es siempre positiva y buena, hay que prepararse para ver el otro lado de la moneda o simplemente ir en busca del éxito desde el comienzo.

Estas claves o tips vienen a darnos una idea de lo que podrías hacer para garantizar tu éxito:

1) Deja todo por escrito

Es necesario que desde el comienzo de nuestro proyecto podamos tener todo por escrito, las ideas, los proyectos, la misión, en resumen de cuentas debemos poner por escrito lo que sea necesario y de ser posible ponerlo todo.

Porque esto nos ayudará a definir roles entre los participantes, para aclarar lo que tendrá que hacer cada socio con el fin del crecimiento pleno de la empresa o sociedad, es por esto que sí necesitamos establecer las funciones en un papel.

Quizás sean distintas las cargas laborales y eso está bien, porque no tenemos que manejar perfiles de trabajo totalmente iguales, cada quien cumplirá una serie de funciones y eso será lo importante, lo necesario será no fallar en ninguna área sin importar que uno de los socios esté haciendo más o menos en comparación.

Los escritos pondrán una base para que no tengamos que luego definir límites o reglas, eso quedará bastante claro desde un primer momento, además definirás sanciones que se necesiten en caso de no ver respuesta de uno de los socios, la idea es cuidar de la amistad pero también de nuestra empresa.

2) Abogados distintos

Luego de ver a la empresa en crecimiento, los socios comenzarán a percibir dinero que puede ser hasta más de lo que en principio se esperaba y es ahí donde vienen los problemas, cuando las cuentas sobrepasan las expectativas que nos habíamos colocado.

No podemos ver nuestro éxito empresarial caer por el simple hecho de que exista una división entre socios a raíz de los ingresos de la empresa, si es necesario ir hasta instancias legales entonces debemos estar preparados para la mejor solución.

Es ahí cuando nos tocará contar con un abogado distinto al que maneja a la empresa para analizar los contratos y las responsabilidades de cada uno, esto dará como resultado una aclaratoria al manejo de fondos.

Sin embargo, esto es una medida bastante profunda. Si son amigos entonces debemos procurar poner la amistad por encima de una fuente de ingresos, la mejor solución es hablar, ceder, compartir y entenderse.

3) Sinceridad ante todo

Es algo que no debería tener muchas explicaciones, porque como seres humanos debemos procurar siempre manejarnos con bastante sinceridad, no obstante, en ocasiones olvidamos esto y lo dejamos a un lado así que es momento de hacer de la sinceridad un estilo de vida, para bien de nosotros y de la empresa.

Los socios deben estar bastante claros de lo que deben hacer cada uno en la sociedad, los días que irán a la empresa para laborar, las funciones en las cuales se desempeñarán, los equipos de trabajo que deberán dirigir o comandar, saber cómo van a trabajar en conjunto y mucho más.

El manejo empresarial puede ser bastante complejo, es por esto que necesitaremos tener siempre la verdad por delante, ser bastante claros con lo que nos toca realizar para no confundir a nadie dentro de la empresa.

Quizás sea necesario también que con regularidad nos sentemos junto al socio para conversar a profundidad lo que ha ido pasando, aclarar los próximos pasos y reafirmar la unión, porque de eso también dependerá el éxito de nuestra empresa.

4) Define bien las metas a largo plazo

Porque en principio las caídas y los triunfos serán bastante visibles para cada uno de los representantes de la empresa, ahora bien, en los días futuros qué vamos a esperar de nuestra empresa, eso es lo que debemos visualizar con anticipación.

Esto servirá para tener ideas claras de lo que debemos buscar en el trabajo diario, porque teniendo presentes las metas a largo plazo vamos a ir en busca de ellas indirectamente.

Claro está que primero cumpliremos con muchos objetivos a corto plazo, lo que pasa es que las metas a largo plazo nos llevarán a continuar con el empeño y el enfoque en nuestras labores.

Esto también funcionará para esos momentos en los que surjan las dudas entre los socios, porque con recordar los objetivos a largo plazo podrán generar soluciones nuevas a lo que esté sucediendo.

5) Estrategia de salida

Parece una locura total que como socios debamos pensar en una salida de la empresa, porque es nuestro proyecto, porque es parte de nosotros pero en ocasiones nuestro proyecto de vida cambia y es ahí cuando la mejor opción es sellar una salida.

Se debe evaluar cada punto a favor y también cada punto en contra de esta salida, porque no es tan sencillo dejar algo que comenzaste tú, quizás lo mejor sea buscar la recomendación de un experto, que tenga menos sentimiento por el proyecto y que no le cueste tomar las decisiones acertadas.

Conversa esto con tu socio, porque necesitamos que ese complemento esté de acuerdo con nuestras decisiones, que pueda saber cómo ayudarnos en caso de que toque tomar esta decisión.

Asimismo, nosotros tenemos que estar preparados para ver la salida de nuestro socio si le surgen mejores opciones para su vida personal, así que tenemos que tomar una actitud siempre positiva respecto a esta decisión, conseguir ser su apoyo y no una traba en un momento tan complicado.

Por otro lado, tenemos que conseguir acuerdos para momentos difíciles en los que la dirección de la empresa deba cambiar, siendo la defunción el punto más complicado porque es ahí cuando nuestras ganancias se deben dirigir a terceras personas.

Lo mismo cuando nos toque tener incapacidad temporal o permanente, porque esto sucede por medio de accidentes en la mayoría de las ocasiones y es algo que sobre la marcha es casi imposible concretar porque son situaciones fuertes para tener una toma de decisiones o dejar la decisión a los demás lo cual también es una dificultad.

Ahora bien, también debes tomar en cuenta algunas cosas que debes evitar para que tu sociedad funcione de una mejor forma, acá te las explicamos:

  • Compartir ganancias y no capital: Debemos saber que la sociedad no puede llevarse parte del capital de la empresa, porque esto forma parte vital de su desarrollo y continuo crecimiento, ciertamente si tu socio es amigo no debería tener ganas de irse con el capital de tu empresa. Pero eso no es suficiente, debemos cuidar nuestro capital y más bien repartir las ganancias, que sería lo que está a disposición de los socios, además tendremos que aclarar con el socio que en caso de surgir gatos, se deberán compartir entre ambos.
  • Asociarte por no tener presupuesto: Muchas veces se ha visto el caso de personas que suman equipo a su empresa solo porque en principio no deberán pagarle y aprovechan que no tienen presupuesto para utilizar a la otra persona. Esto lo que causará es la muerte y el fracaso de la sociedad desde el principio. Procuremos conseguir una solución más factible y que no desbeneficie ni a la sociedad ni tampoco a la empresa.
  • No tener un contrato por escrito: Es esto lo que mencionábamos cuando decíamos que todo tenía que estar por escrito, porque no tener un contrato escrito y con el cual ambos estén de acuerdo sólo podría traer inconvenientes. La palabra escrita no puede ser tergiversada ni ignorada, no podemos desperdiciar esa ventaja. Lo mejor es realizar un contrato bastante claro con el que ambas partes estén de acuerdo y que existan abogados de por medio que le den validez al movimiento.
  • No tener una sociedad limitada: En ocasiones los problemas entre socios provienen de las suposiciones de obligaciones que tienen el uno sobre el otro, es un problema grande que fácilmente podría ser evitado. La opción más factible es asegurar que un socio no tenga ningún tipo de responsabilidad sobre lo que haga o deje de hacer el otro, esto nos garantizará la tranquilidad de que todo va a salir bien y para hacer esto factible también será bueno contar con un abogado.
  • No tener estrategia de salida: Al igual que en un matrimonio, lo mejor es tener los puntos sobre la mesa para el momento en que toque hacer una separación de socios por cualquier razón. Debemos definir en esto tanto las formas de salida de la sociedad, como el monto a pagar que debe cancelar la otra parte para convertirse en accionista único de la empresa.
  • No pensar en el posible rompimiento de la amistad: en este punto nuevamente hacemos la comparación con un matrimonio, son pocos los casos en los que los divorciados se mantienen siendo amigos sin ningún problema. Así que al tomar este camino de forma mancomunada debemos saber que una posible ruptura podría afectar la amistad y eso quizás haga poco factible la implementación de la sociedad si es para ti una amistad valiosa.
  • Las sociedades 50/50: Dentro de cualquier empresa, negocio o emprendimiento se necesitará un jefe, así sea una sociedad. Es por esto que no debemos dividir el negocio a la mitad. Más beneficioso será una sociedad 60/40 o 70/30 en la que seamos quienes manejen los hilos de la empresa sin ningún inconveniente. Así que evalúa bien lo que harás antes de plantearlo.

Sin mucho más que agregar, queremos aclarar que no son sólo estos los consejos que debes tomar y las acciones que debes evitar, según la capacidad de tu negocio o su campo, tendrás que tomar otras medidas así que prepárate para esto también.

No desperdicies tu negocio pero tampoco dañes una amistad, aprovecha cada uno de estos consejos para aclarar tus ideas y poner en marcha ese proyecto que tanto lleva esperando.

Créditos de Imágenes

Alexandra Sánchez

Cofundadora de Mente Diamante. Psicóloga, apasionada por las letras y la lectura. Me encanta escribir historias entretenidas y cautivadoras. El mundo Freelancer y la tecnología blockchain me ha abierto muchas puertas en los últimos años, por eso ayudo a otros a desarrollar todo su potencial e incursionar en el emprendimiento digital. Porqué todos podemos brillar.

Divulgación de los afiliados

Este artículo puede contener enlaces de afiliados. El autor podrá ganar un porcentaje de comisión por cada venta realizada. Lea aquí para más información.

Affiliate Disclosure

This article may contain affiliate links. The author may earn a percentage of commission for each sale made. Read this for more information.

Mensajes Relacionados
¿Qué es la Viralización de Contenido y cómo puede influir en nuestro proyecto?

La viralización del contenido puede aportar beneficios casi inmediatos a una marca. Sin embargo, la pregunta que se debe hacer es: ¿cómo viralizar los contenidos creados? Le invitamos a comenzar.

10 REGLAS básicas de DISEÑO GRÁFICO para EMPRENDEDORES

Al empezar un negocio buscamos crear imagen, es mejor tomar en cuenta estas normas de diseño gráfico. Como emprendedores no debemos ser expertos en ello, pero sí conocer un poco.

4 LECCIONES de JACK MA para tener ÉXITO como EMPRENDEDOR

Jack Ma te enseña como tener éxito en los negocios con estas valiosas lecciones. Vale la pena hacerle caso al hombre más rico de China.

La importancia de saber cuándo decir NO en nuestras vidas: Beneficios y consejos

Saber cuando decir que no alberga más importancia de la que creemos. Puede ser mal visto, pero lo cierto es que esto es algo que ayuda a formar el carácter.