¿Cómo conocer al cliente ideal de una empresa?

18 jul, 2019   |   de Jhonaikel Guglielmelli   |   Dinero, Emprendimiento, Estilo de vida

Ya no daremos más vueltas al rodeo e iniciaremos directamente a conocer al cliente ideal o potencial para nuestros productos y servicios que brindamos como empresa. Además, de los pasos para conseguirlos y atraerlos a nuestro territorio, pasando por el entendimiento y práctica sobre cómo tratar a nuestros usuarios o clientes.

A veces resulta muy bien la estrategia de crear y vender el mejor producto o servicio que podamos ofrecer como empresa a nivel nacional como internacional. Pero no nos detenemos a pensar sobre qué características debe de tener nuestro cliente ideal para que compre y disfrute de lo que ofrecemos.

Con esto no significa que nos vayamos a dirigir a los clientes habituales, sino a los potenciales, los que son propiamente ideales a consumir de nuestro material, aquellos presentan alguna irregularidad y saben que nosotros somos los únicos que podamos solucionar sus problemas.

La mejor manera de encontrar a tu cliente, es ser encontrado por él.

Desnunando el marketing

¡Identificar a un cliente ideal!

Como ya sabemos, nuestro cliente ideal es el que presenta la necesidad de darle solucionar inmediata un problema que se le haya presentado y sabe que a través de nuestros servicios o productos podemos ayudarlos a depurarlo. Además de ser posible, renta nuestros servicios como forma de estar asegurado en caso de nuevas fallas ocurridas.

Esto ayuda inmensamente al crecimiento de nuestra compañía, ya que si nos destinamos como propuesta a escribir la historia del pensamiento humano con lo que hacemos, tendremos de por vida la mejor empresa con los mejores servicios ofrecidos y la mejor calidad dentro del mercado de alguna área en específico.

Asimismo como empresarios les debemos todo nuestro empeño y dedicación a nuestros clientes potenciales, ya que si saben que al recurrir a nosotros pueden llegar a solventar sus problemas, quiere decir que estaríamos al frente de concretar un negocio con nuestro cliente ideal o potencial.

En ocasiones sucede que en la mayoría de las veces, los empresarios cometen el error garrafal de pensar que todas las personas son sus clientes y esto no favorece en ningún punto de vista. Debemos aprender a identificar nuestro cliente ideal a toda costa.

¿Cómo definir al cliente ideal de una empresa?

Para responder a dicha interrogante, primero debemos de enfocarnos en que seremos los únicos en brindar la mejor solución propuesta a nuestro cliente de la manera más fiable y transparente posible. Pero, ¿cómo podemos hacer este tipo de cosas? Simplemente con responder a estas interrogantes: ¿Quiénes son nuestros clientes ideales para nuestra empresa?, ¿Principales problemáticas y aspiraciones de los clientes?, ¿Cómo es nuestro comportamiento o sentir al trabajar con ellos?

Respondiéndonos a nosotros mismos dicha serie de pregunta de forma honesta y sincera, tendremos una mejor perspectiva sobre dónde encontrar a los clientes ideales, cómo hallarlos, qué ofertarles, el tono y manejo de un lenguaje profesional para dirigirnos a ellos, entre otros parámetros.

Así entenderemos que no todos en el mundo son o serán nuestros clientes ideales y nos ayuda a enfocarnos solo en ellos y llegar hasta donde están.

¿En que nos beneficia conocer a nuestros clientes?

Primero que todo nos ayuda a entender el verdadero significado de nuestra labor y de los productos o servicios que podamos ofrecerles.

El conocer los beneficios o ventajas nos ayuda además a crear mejores herramientas de publicidad para llegar a más clientes, optimizar nuestros servicios, subir el índice de ventas, diseño y estructuración de campañas publicitarios atractivas para mejorar nuestra imagen.

Todo esto en conclusión nos favorece de gran manera hasta el punto de que creemos un vínculo entre cliente y proveedor más fortalecida. A su vez, esto puede hacer que dicho cliente nos recomiende a más clientes y elevemos nuestro incremento monetario.

¡Procedimiento para determinar nuestro cliente ideal!

Este trabajo conlleva a una labor constante que al final nos hará obtener los beneficios que tanto hemos soñado. Así podemos adaptar mejor nuestras estrategias de marketing y demás herramientas que participen durante el proceso.

¿Cómo nos imaginamos a nuestro cliente?

Para comenzar en esto deberemos de recurrir a un análisis personal sobre nuestro 'yo', y así poder contar con una aproximación sobre los clientes a los cuales nos vamos a enfocar brindándoles nuestros productos y servicios.

Luego de haber realizado nuestro análisis e investigación, quizás hayamos llegado al punto en donde nos demos cuenta de algo importante que pasamos por alto y lo anexemos a la lista que habíamos encaminado desde el primer análisis hecho.

Debemos de tener cuidado, ya que en el trayecto del negocio nos encontraremos con clientes que a lo mejor no se vean conectados con nuestra manera de realizar o brindar un servicio. A raíz de ello se enlazaran los problemas y lo mejor es cortar ese tipo de vínculos comerciales porque no nos traerán nada bueno al final.

Indagar acerca de nuestro cliente

De acuerdo a la forma o métodos que empleemos para moldear cómo serían nuestros clientes ideales, depende de la información que obtengamos en base al análisis de mercado. Es por ello que si estamos en vista de iniciar un proyecto de emprendimiento, hagamos un sondeo sobre información existente.

Para esto los análisis a las empresas con amplia trayectoria son de muy buena ayuda. Ya que, poseen información que nos puede servir a la hora de armar nuestro plan estratégico de acción empresarial.

La observación juega un papel importante porque nos muestra estadísticas sobre los lugares a donde recurren los clientes ideales para visitarnos y saber lo que disponemos al momento, lo cual se puede emplear en canales virtuales o físicos. Asimismo observamos a qué información responden mejor y sobre qué desean saber en las plataformas virtuales tanto de nuestra empresa como la de las competencias. En los medios físicos nos enfocamos solamente en saber las marcas preferidas de los clientes, la manera en la que se desenvuelve la empresa en el mercado, capacidad de respuesta a problemas de última hora entre otras.

Las encuestas y citas programadas ayudan a crear un vínculo con más química entre cliente y proveedor, por lo que sería conveniente preparar una entrevista con preguntas previamente analizadas y creada para que podamos conocer un poco sobre nuestro posible cliente ideal; esto método de encuesta la podemos hacer vía online también dependiendo del alcance que queramos proyectarnos.

¡Crear una especie de avatar de nuestro cliente ideal!

Luego de haber pensado y entendido toda la información recabada sobre nuestro cliente, es momento de pensar en crear su avatar o identificativo para poder distinguirlo del resto de los demás usuarios que no son ideales para nuestro proyecto de emprendimiento.

De esta forma procederemos a colocarle un nombre de usuario, que tenga la oportunidad de tener una fotografía propia, darle una vista más atractiva por medio de una descripción sobre él o ella. La idea no es llenar de información irrelevante sino de que se muestre identificado.

A su vez, podemos también crear un avatar sobre la persona o cliente que no es apto para la corporación. Así damos a entender al resto de los usuarios que nos visiten hacia qué público vamos dirigido, de esta manera evitaremos contratiempos.

¡Adaptar mis planes de marketing sobre mis avatares!

Luego de haber trabajado tanto por lo queremos hasta llegar al punto de haberlo alcanzado y conocer nuestros clientes ideales, resulta ilógico tener que echar a la borda nuestro avatar que nos ha servido de identificado por muchísimo tiempo.

Por lo general es un error que cometen muchas empresas cuando ya han creado su vínculo y se muestran consolidadas en el mercado.

El mejor consejo es conservarlos y tenerlos en lugares donde sea fácil de apreciar para que mostremos en cierta forma nuestra imagen y a qué clientes especialmente nos dirigimos; la identificación de nuestra empresa ante los usuarios es indispensable alcanzarla, ya que así mostramos también nuestro profesionalismo.

Créditos de Imágenes

Jhonaikel Guglielmelli

Ingeniero de Telecomunicaciones multilingue. Aficionado por la locución y diseño gráfico/web. Youtuber en crecimiento. El hacking ético y seguridad informática es mi pasión. Dejo volar mi mente al escribir historias atrayentes. Me gustan mucho las series, viajar y conocer lugares impensables.

Suscríbete al newsletter de Mente Diamante

Regístrate con tu email para recibir novedades, noticias y consejos.

* No compartimos tu información personal con nadie. Al registrarte, aceptarás recibir ofertas, promociones y otros mensajes comerciales de Mente Diamante. Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.