¿Eres competitivo o competente? Descubre las diferencias

06 ene, 2020   |   de Kysbel Hidalgo   |   Consejos, Estilo de vida, Motivación

Para muchos, las palabras competencia y competitividad significan avanzar, superación y alcanzar metas. Estos conceptos se relacionan con la forma en la que nos desenvolvemos y es por ello, que deben trabajar en conjunto para formando un equilibrio, pero eso no quiere decir que sean conceptos iguales.

De hecho, actualmente, la competitividad ha sido un poco sobrestimada, impactando en el mundo laboral cuando hablamos de "cantidad sobre calidad". Pero la similitud en su gramática produce cierta confusión y nos lleva a preguntarnos ¿qué es ser competente en el trabajo? o ¿qué es la competitividad empresarial?, para buscar las respuestas más acertadas a los nuevos parámetros laborales.

La única habilidad competitiva a largo plazo es la habilidad para aprender

Seymour Papert

Por eso, proporcionaremos una perspectiva de ambos conceptos, desde las características de una persona competente, pasando por las de una competitiva, así como los tipos de competencia y las diferencias más importantes entre ambos términos. De esta forma, se tendrán las herramientas para afrontar mejor los objetivos.

Competente y Competitivo: Las dos caras de una moneda

La competencia, es la virtud que posee todo individuo desde el momento en el que decide prepararse para alcanzar algo que anhela, se entiende como la capacidad para progresar, desenvolverse y dominar una disciplina, logrado gracias a la preparación, aptitud y voluntad del individuo.

Por lo general, el deseo de lograr algo permite a los seres humanos motivados y capacitados, permitiendo desarrollar y adquirir la habilidad necesaria para desenvolverse en áreas donde comúnmente no destacamos. La lucha personal, el esfuerzo y la práctica diaria son los grandes aliados de una persona competente y gracias a estas características son capaces de hacer frente a tareas que requieren de gran eficacia.

La competitividad tiene un fundamento distinto, debido a que las personas competitivas no buscan alcanzar una meta basándose en sus propias capacidades, sino que tienen por objetivo mejorar su posición con relación a otros. Entre las personas competitivas nace una relación de respeto interpersonal, cuyo objetivo es que una de las partes logre consagrarse como la ganadora u obtener un resultado más favorable que el resto.

La competitividad busca relacionarse con quienes participan en ella. Es por ello que se centra en la determinación de ser mejor que el resto y suele compararse constantemente con el rendimiento de los demás individuos. La competitividad presenta un panorama en el que no luchamos contra nosotros mismos y nuestras capacidades, sino contra los demás. Por lo que el objetivo no es la superación personal, la perfección, ni el desarrollo propio; sino la victoria general en un ambiente determinado.

Competente y Competitivo: ¿Cómo es cada uno?

Características de una persona competente

Quienes son competentes buscan la manera de aprovechar al máximo sus habilidades y conocimientos en las actividades que llevan a cabo. Por tal motivo, no importa dónde se desarrollen, serán capaces de seguir mejorando. Algunas de sus principales características son:

  • Convicción y autovaloración: los valores, conceptos y la estima que tenemos sobre nosotros mismos. Es ese deseo de seguir adelante, ese “soy capaz, puedo hacerlo”.
  • Motivación: personas, eventos o sucesos, que nos impulsan a esforzarnos hasta alcanzar nuestros objetivos. Las motivaciones, suelen dirigir las conductas de los seres humanos de formas diferentes, pero por lo general, es la idea que alimenta nuestro deseo de superarnos.
  • Conocimiento: Es toda la información almacenada en nuestra mente, que nos permite ejecutar una competencia. Comprende los procesos de “saber cómo” y “saber qué”, por lo que cada vez que practicamos para mejorar en una determinada cosa, enriquecemos estos conocimientos.
  • Artes y habilidades: Comprende todas las destrezas que poseemos y ejecutamos para alcanzar nuestros objetivos.
  • Rasgos físicos: Son las características físicas que nos restringen el realizar ciertas acciones.

Características de una persona competitiva

Quienes son competitivos poseen una gran determinación, ambición por el triunfo y no les gusta perder. Algunas de sus características son:

  • En solitario es mejor: En pro de demostrar sus propias habilidades, las personas competitivas no suelen trabajar en grupos. Por lo que generalmente se convierten en líderes, ya que buscan la manera de conseguir la victoria por ellos mismos.
  • La palabra “derrota” no está en su vocabulario: No se rinden ante ningún rival u obstáculo, el deseo por ganar, los hará luchar hasta el final con todo.
  • El triunfo es todo: Las personas que constantemente compiten y ganan, sienten tal satisfacción que el triunfo se transforma en su principal fuente de felicidad y buscan repetirlo.
  • “Lo importante no es competir, sino ganar”: Para muchos, los juegos son oportunidades para divertirnos, interactuar y disfrutar mientras realizamos alguna acción. Pero para las personas competitivas, son oportunidades para demostrar que son los mejores.
  • Cualquier actividad puede ser una competencia: El deseo de ser los mejores, los lleva a transformar cualquier actividad, en una competencia. Cualquier acción puede resultar en una apuesta; entregar los trabajos antes, obtener la calificación más alta, entre otros.
  • Poca tolerancia a las derrotas: Les encantan los juegos, duelos y retos, esto los lleva a ser más susceptibles antes las derrotas, por ende, no son bien recibidas.

Diferencia entre ser competitivo y competente

  • Focalización: Una de las principales diferencias es el objetivo de la persona. Mientras que el individuo competente se centra en todas sus habilidades, para alcanzar un mejor desempeño y alcanzar su meta, el competidor compara su rendimiento con el de los demás. Por lo que, el competente luchará contra sí mismo, mientras que el competidor lo hará contra otras personas.
  • Objetivos: La persona competente busca alcanzar eficientemente la meta impuesta, utilizando en el proceso conocimientos y habilidades propias, mejorando sus aptitudes en el proceso. Por otro lado, la competitividad busca quedar en primer lugar o al menos, en un nivel superior al resto.
  • Puntos de vista: La competitividad se refiere a la actitud que toma un individuo con respecto a quienes considera sus rivales; es decir, es una perspectiva individual, les interesa poco los otros elementos que intervienen en el contexto, sólo se enfocan en quiénes intervienen. Por su parte, la competencia toma en consideración todos los elementos que convergen en la competencia. Por tal motivo, las personas competentes interactúan con sus pares, midiéndose contra ellos, pero buscando superarse a sí mismos.

Ventajas y desventajas de ser competente

Como todas las cualidades que se pueden presentar en el ser humano, cuenta con beneficios y dificultades, ser competente o competitivo, no representan la excepción, por ende es ideal establecer cada ventaja y desventaja.

Ventajas

  • La victoria se centra en la retroalimentación de lo que se ha hecho bien y de las nuevas habilidades adquiridas.
  • Se busca constantemente la superación propia, basados en: aumentar conocimientos, ser proactivo y aprender nuevas maneras de realizar las actividades.
  • Siempre se da lo mejor de sí, por lo que ningún trabajo estará por debajo de los estándares.
  • Se encuentran en constante evolución, ya que tras adquirir una nueva habilidad, la practicará hasta convertirse en un experto.
  • La ética es inspiración, por lo que se investigará hasta saber qué es algo, para qué sirve, cómo se usa y cómo puede hacerse.

Desventajas

  • El deseo de autosuperación, suele agobiar muchísimo. Por lo que, si no se logra superar los estándares, se sufre de desmotivación.
  • Tienden a proporcionar un máximo de calidad, sus jefes les exigen el 100% y representa constante estrés por hacer bien el trabajo.
  • Se siente más presión laboral que con los compañeros irresponsables o los que carecen de buen rendimiento.
  • Al trabajar en equipo, se da lo mejor de sí y se comparte la victoria con todos, aún y cuando no hayan realizado ningún labor.
  • El deseo de conocer hasta dónde se puede llegar, puede llevar a un nivel de estrés que derive en enfermedades físicas.

Ventajas y desventajas de ser competitivo

Ventajas

  • Siempre mantendrá el foco en el objetivo y luchará hasta alcanzarlo.
  • Se es muy exigentes consigo mismo, bien focalizada puede ser una gran virtud, pero se corre el riesgo de caer en un círculo vicioso.
  • Se es apasionado, motivado y entusiasta, se comparte el optimismo con los compañeros, gracias a la sensación de “poder lograrlo”.
  • No se ven limitados por la zona de confort; se rompen los moldes y se busca la victoria.
  • Líderes natos, ya que deseo de ganar motiva a otras personas.

Desventajas

  • El estrés que conlleva, puede ser contraproducente para el rendimiento, además, sentirse obligado a ganar puede ser realmente abrumador y llevar a tomar malas decisiones.
  • Tras ser derrotados, se pierde la motivación de continuar en los proyectos.
  • Generalmente trabajan mal en grupo, debido a su dificultad para cooperar con las necesidades de los compañeros.
  • No se suele celebrar los triunfos ajenos, ya que si otra persona resulta ganadora no se toma de buena manera.

Actualmente, la sociedad cuenta con un enorme grado de competitividad, es difícil conocer el motivo que ha empujado a la humanidad a esto.

Aunque pueda parecer que ser competitivo no es ideal, abarca ese impulso que nos permite superarnos y saber qué posición ocupamos, sólo se hace un problema cuando perdemos el foco y dejamos de dar lo mejor de nosotros, cuando consideramos la victoria por encima de la calidad y el resultado final.

Para ser nuestra mejor versión, debemos encontrar el equilibrio entre ser competentes y competitivos, superarnos, ser los mejores, proporcionando un perfil profesional único e insuperable. Aunque ambos conceptos sean diferentes, deben convivir en armonía y sólo así, seremos capaces de llegar hasta la cima.

Créditos de Imágenes

Kysbel Hidalgo

Abogada y Consultora en Criminalística de profesión. Redactora de Contenido y Artista Gráfica freelance. Petite, seriéfila y metódica. Amante de los dulces, el manga, las tortugas y la F1. ¡Viviendo cada día con hidalguía!

Mensajes Relacionados
KPIs para empresas: Aprende a medir el resultado de tus estrategias

Una estrategia de marketing no es suficiente, también debemos trabajar en los KPIs de marketing para llevar el control de desempeño adquirido en las campañas realizadas.

Mitos sobre ganar dinero online y la idea de que se puede hacer sin trabajar

Llegar a donde queremos llegar requiere de mucho esfuerzo y voluntad. Acompañanos a descubrir cuales son los mitos y realidades detras del emprendimiento digital.

¿Cómo podemos orientarnos en el camino del éxito?

El camino hacia el éxito está lleno de obstáculos. Este se alcanza por medio de pruebas, fracasos y nuevos intentos, hasta que finalmente, lo conseguimos.

¿Cómo emprender un negocio online y no fracasar?

Emprendedores de negocios online exitosos disfrutan de una vida libre y cómoda, pero también de un gran espíritu de sacrificio.

Suscríbete al newsletter de Mente Diamante

Regístrate con tu email para recibir novedades, noticias y consejos.

* No compartimos tu información personal con nadie. Al registrarte, aceptarás recibir ofertas, promociones y otros mensajes comerciales de Mente Diamante. Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Comentarios