¿Por qué el clickbait es odiado por tantos creadores de contenido?

10 nov, 2020   |   de Kysbel Hidalgo   |   Consejos, Tendencia, Vida Freelancer

Hasta hace poco, el trabajo de muchos publicistas consistía en posicionar el contenido de una página web dentro de los primeros lugares del ranking de resultados de búsqueda de Google, mediante el uso de estrategias SEO. Sin embargo, ahora se busca que los contenidos se hagan virales para alcanzar a una mayor cantidad de usuarios en el menor tiempo posible, circunstancias que originaron el uso indiscriminado del ciberanzuel.

Los cambios que ha sufrido la forma en la que consumimos noticias o la manera en la que compartimos contenido, ha generado que las reglas comúnmente utilizadas cambiaran, dando prioridad a los formatos preferidos por el público más activo. Se puede pensar que el uso del clickbait ha existido desde los inicios del periodismo, pero ha evolucionado hasta el punto de cubrir todos los canales de difusión que existen. El objetivo es claro y simple: que lean nuestro contenido y que nos conozcan.

Aunque el clickbait puede utilizarse éticamente para atraer lectores y aumentar el alcance de nuestro contenido, también puede ser gravemente perjudicial para una marca, motivo por el que es odiado por muchos creadores de contenido. A continuación, indicaremos por qué tiene mala reputación, algunos ejemplos, qué es el clickbait en YouTube, así como los motivos por el que las palabras “clickbait spam” siempre van de la mano.

Que hablen bien o mal, lo importante es que hablen…

Salvador Dalí

¿Qué es el clickbait?

Clickbait, hace referencia a una técnica de marketing cuya traducción literal significa “clicar en el cebo”, se sirve del uso de titulares provocativos, llamativos y sensacionalistas, para conseguir que los usuarios hagan click en los enlaces, lograr que continúen navegando dentro de la página web, obtener mayores visitas y lograr conversiones.

Generalmente, los clickbait están sujetos a ciertos términos para que los usuarios puedan acceder al contenido, como, registrarse en la web, pagar una suscripción o suministrar una dirección de correo electrónico. Por otro lado, la composición de los titulares es sencilla pero, bien estructurada, ya que con menos de ocho palabras, un clickbaiter es capaz de lograr que millones de usuarios abran los enlaces y los compartan. Debido a su grado de sensacionalismo y controversia, el contenido con ciberanzuel suele propagarse rápidamente a través de las redes sociales.

Los titulares generados por los creadores de contenido que utilizan clickbait, suelen aparecer en cualquier plataforma cuando realizamos alguna búsqueda. Por este motivo, es habitual encontrar un ciberanzuel junto al contenido que originalmente estamos buscando en sitios relevantes o con reputación acreditada por los motores de búsqueda. Esta situación se presenta, debido a que los clickbaiters se basan en sus conocimientos en consumismo y psicología humana primitiva, para generar titulares, aprovechándose de nuestra curiosidad innata.

Clickbait spam: ¿Por qué tiene mala reputación?

Los creadores de contenido prueban constantemente nuevas tácticas para atraer audiencias a sus sitios y convertirlos en usuarios oficiales de la marca. Razón por la cual, estrategias de reputación cuestionable como el clickbait, se utilizan sin conocer los daños que pueden generar.

Todas las técnicas de marketing tienen un objetivo: llamar la atención de los usuarios, para que realicen determinadas acciones en beneficio de una marca. Pero, algunas son mal vistas por los profesionales; debido a que generan resultados a través de tácticas consideradas poco éticas. Tales eventos han traído como consecuencia, que millones de creadores de contenido en todo el mundo censuren el uso del ciberanzuel como herramienta, ya que consideran que el uso indiscriminado de ganchos de poco valor desvaloriza todo el contenido online.

Si bien se ha convertido en una práctica muy utilizada en la red, los orígenes del clickbait provienen de los medios de difusión estándar, donde se utilizaban para mantener a los oyentes y espectadores atentos de los próximos programas. El éxito generado por las televisoras, dio paso a que se aplicaran las mismas técnicas en los sitios, desarrollando así los primeros vistazos online del clickbait. No obstante, los usuarios han cambiado completamente su manera de consumir contenido, se ha hecho necesario adaptar las estrategias para saber aprovechar las oportunidades de que conozcan nuestro contenido.

Aunque lo ideal es cumplir con el contenido prometido a los lectores y mantener la reputación el sitio intacta, muchos clickbaiters exageran el uso de expresiones con doble sentido, controversiales o engañosas que sólo debilitan la credibilidad del sitio. La meta es, captar rápidamente la atención de los lectores y generar la suficiente intriga como para incitarlos a clicar y consumir el contenido.

Por todo ello, los creadores de contenido no logran llegar a un consenso sobre si el clickbait debería ser considerado como ético o fraudulento, ya que puede utilizarse moderadamente para ganar notoriedad web (con contenido de gran valor), para generar ingresos mediante la viralización de contenido promedio o promocionando enlaces con malware, phishing y estafas. Después de todo, muchos consideran que a los clickbaiters no les importa el motivo por el que los usuarios hacen click, sino que lo hagan.


Ciberanzuel: ¿Cómo el clickbait puede perjudicar a una marca?

Es preciso señalar que las marcas deben estar comprendidas como una serie de elementos que abarcan, la reputación del creador de contenido, la calidad, el grado de veracidad, sus trabajos, redes sociales, página web, entre otros. En la mayoría de los casos, el clickbait es utilizado por los profesionales para que su marca sea conocida. La agilización del proceso de tráfico y conversión, son los motivos principales por los que es una maniobra muy considerada en la red.

Sin embargo, el uso desmedido dio lugar al sensacionalismo, convirtiéndose en un término utilizado para referirse al contenido exagerado y sin valor. Además, ha desarrollado una mala reputación ante los usuarios, quienes al leer titulares de este estilo suelen ignorarlos. Este cambio, llamó la atención de muchas plataformas, quienes descubrieron mediante algoritmos que podían catalogarlos de spam, contenido de baja calidad o de poco interés.

Requiere de mucho esfuerzo crear una web, llenarla de contenido de gran calidad, trabajar para que consiga una buena posición dentro de los resultados de los motores de búsqueda (SERPs), dar a conocer el estilo propio ante los lectores, convertirlos en fieles usuarios y todo, para perderlo por ejecutar mal una técnica de marketing.

Es necesario vislumbrar el sentido de lo viral como un medio y no como un fin, de esta manera estaremos respetando al lector a la vez que obtenemos los resultados esperados. Para lograrlo, hay que trabajar en distintos aspectos que combinen las técnicas de SEO, copywriting y clickbait positivo; así proporcionaremos calidad y valor a la vez que recibimos una gran cantidad de tráfico sin engañar a los lectores.

Clickbait positivo: Captar la atención del público con éxito

Obtener buenos resultados con clickbait es posible, siempre que desarrollemos y ejecutemos una buena estrategia que combine honestidad, ética, atracción y un buen copy. Para tener éxito con esta estrategia, es necesario seguir los siguientes consejos:

1. Conocer al público target o buyer persona

Es imprescindible conocer cuál es nuestro público ideal, debido a que esta información determinará el tono que le daremos a los titulares para tener seguridad de que ofreceremos justo la información que necesitan o que les resultará interesante.

2. Desarrollar el titular en 65 caracteres

La idea principal del contenido, deberá ser resumida con coherencia en un rango máximo de 6 palabras o 65 caracteres. Lo que conseguimos con esto es, garantizar que los usuarios leerán el titular completo y no que lo escanearán con la vista. Además, motores como Google prefieren los títulos cortos porque aparecen completos en los resultados de búsqueda.

Por otro lado, los titulares simplificados pueden ser compartidos sin modificaciones en redes sociales, correos electrónicos o cualquier otro canal de difusión, por lo que la estrategia de clickbait tendrá mejores resultados.

3. Aprovechar los números, los signos y las listas

Los seres humanos adoramos los rankings, por este motivo, los titulares que contienen números o listas suelen captar rápidamente nuestra atención; debido a que apela a nuestro sentido de la previsibilidad. Cuando incluimos alguno de estos elementos en nuestros encabezados, le facilitamos a los lectores una breve descripción sobre la información que encontrarán al clicar.

Sin embargo, los elementos deben ser acompañados con palabras que potencien su efectividad. Elegir las más adecuadas, dependerá de nuestro target, algunos ejemplos son: razones, secretos, soluciones, datos, consejos y técnicas.

4. Dar el aire correspondiente

Muchos titulares clickbaiting pierden valor, debido a que se les da otorga un aire indebido o incoherente con el mensaje a transmitir. Por ello, es necesario analizar cada situación para encontrar el equilibrio entre lo mediático, viral y formal.

Los titulares excesivamente sensacionalistas o con ciberanzuel, han dejado de ser atractivos a los ojos de los usuarios por ser considerados como reprochables o de poco valor. Esta situación ha adquirido tal nivel de seriedad, que incluso motores de búsqueda como Google o redes sociales como Facebook, han desarrollado algoritmos para detectar contenido que pueda ser catalogado como clickbait spam”.

Son muchos los creadores de contenido, que fundamentan su estrategia de alcance y promoción en el clickbait; debido a que conocen los resultados que son capaces de obtener tras su aplicación. No obstante, estos profesionales saben cuales son los potenciales riesgos de desarrollar esta técnica, motivo por el cual, analizan rigurosamente los pasos que darán antes de publicar cualquier tipo de contenido. La realidad es, que es muy sencillo dejarse llevar por los resultados, el incremento del tráfico y las ganancias obtenidas por los mismos, motivo por el que muchos creadores de contenido pierden el enfoque sobre la meta y se desvanecen en el amarillismo.

A fin de cuentas, lo importante no es si utilizamos ciberanzuel o no; sino brindar contenido de calidad y de gran valor a los usuarios; los cuales pueden contener encabezados excelentes que atraigan a las personas y cumplan con las promesas ofrecidas.

Créditos de Imágenes

Kysbel Hidalgo

Abogada y Consultora en Criminalística de profesión. Redactora de Contenido y Artista Gráfica freelance. Petite, seriéfila y metódica. Amante de los dulces, el manga, las tortugas y la F1. ¡Viviendo cada día con hidalguía!

Divulgación de los afiliados

Este artículo puede contener enlaces de afiliados. El autor podrá ganar un porcentaje de comisión por cada venta realizada. Lea aquí para más información.

Affiliate Disclosure

This article may contain affiliate links. The author may earn a percentage of commission for each sale made. Read this for more information.

Mensajes Relacionados
Planes de marketing para captar socios: ¿Cómo elaborarlos?

Un plan de marketing para captar socios es una de las mejores estrategias para impulsar un nuevo negocio, pero ¿cómo elaborarlo? Aprendan más aquí.

16 ERRORES de COPYWRITING que debes corregir ya… Y CÓMO SOLUCIONARLOS

Esta técnica puede ayudarnos a llegar a una mayor audiencia y a que nuestro contenido sea compartido por los usuarios, al conocer sus errores más comunes podremos trabajar para mejorarlos.

El poder del pensamiento positivo: El desarrollo de una mejor vida

La manera de pensar influye mucho en el estilo vida. La mejor parte es que esto es algo que podemos desarrollar, solo debemos conocer estos ejercicios para pensar en positivo.

9 señales que identifican a un cliente tóxico

A lo largo de nuestra vida laboral nos encontraremos con clientes que hay que dejar ir, pero ¿cómo sabemos cuáles son? Acompáñenos a identificar a aquellos clientes tóxicos.